Bogotá vista desde los ojos de diferentes personalidades

¿Cuando piensa en Bogotá, qué es lo primero que le viene a la cabeza?
Bogotá vista desde los ojos de diferentes personalidades

En el 2006 algunas personalidades del momento como presentadores, diseñadores, periodistas y pintores le contaron a Cromos qué pensaban de la capital. 

 

Julio Correal, presentador

Julio Correal

Me encantan los parques de la ciudad. Me parece una delicia poder hacer el plan, irse de picnic y disfrutarlos. Creo que están subutilizados espacios como el Parque del Virrey, el parque de la 138 en Cedritos, sitios tan tradicionales como el Parque Nacional o el de la 93… Me he gozado mucho el parque Simón Bolívar al lado de mis hijos. Bogotá tiene muchos planes para hacer, los museos son una maravilla, me gusta ir al Museo Nacional, y a La Candelaria que se puede disfrutar en el día... es una lástima que no se haya explotado mucho más la vida nocturna de este sector tradicional.

  

 Mercedes Salazar, diseñadora de joyas

Mercedes

Montañas rojas, arco iris a las cinco de la tarde, ciclorrutas mal conservadas, fiestas, color, familia, hogar, desempleo, árboles divinos en las calles, árboles divinos en las calles pero no conservados, tala injusta de árboles, recuerdo de parques fantásticos, hoy no conservados, cultura, niños pidiendo plata que no se lo merecen... más montañas. No contesto esa pregunta.

  

David Manzur, pintor

Manzur

Cuando pienso en Bogotá se vienen a mi memoria los cerros y sus árboles que van desapareciendo por el ladrillo rojo de edificaciones. No me gustanada de Bogotá, por eso me fui a vivir a un pueblo de la Sabana. Me identifico plenamente con Lucho Garzón (alcalde de Bogotá en 2006) en su filosofía del Polo Democrático, sus logros en Cultura y Acción Social, pero en el aspecto puramente técnico deja mucho que desear: los buses se apoderaron de la ciudad, la calles están destruidas, la atmósfera cada vez más irrespirable, los cerros invadidos, urge un plan vial de fondo y un metro que agilice la movilidad de la gente de una ciudad que se expande sin control… Ser alcalde de Bogotá es el puesto más difícil que tiene Colombia, no quisiera estar en el pellejo de Lucho.

 

 Pepe Sánchez, director

Pepe

Cuando entro en avión a Bogotá siento una sensación muy grata, de vegetación, de los cerros y la vista de una colcha deretazos desde el aire. Me encanta el centro de la ciudad, un sector olvidado que espero logremos recuperar algún día… porque de la avenida Chile hacia el norte es un remedo de Miami, de una ciudad moderna y fría. Bogotá en el centro. Me gustan mucho los lugares de salsa como Salomé y Café y Libro, que me recuerdan la vieja época de la rumba de los años ochenta, la música de la Carrera Quinta, La Teja Corrida y El Goce Pagano. La administración de Lucho Garzón, me parece “menos peor” que todas las anteriores. Hay una voluntad de servicio, y algo muy raro en nuestro medio político: que no se están robando la plata. A partir de ese punto se pueden hacer muchas cosas. Bogotá ha cambiado con una fórmula mágica muy simple que consiste en no robarse la plata e invertirla en la ciudad.

 

Pirry, presentador 

Pirry

Bogotá es la única metrópoli de Colombia, con más opciones culturales y de recreación. Me gusta el ambiente de ciudad que tiene. Las otras capitales de Colombia son muy bonitas, pero con todo respeto, siguen siendo pueblos. Yo siento que Bogotá es a Colombia, lo que Nueva York al mundo... es nuestra ciudad, ciudad. Me encanta que tiene planes sencillos como ir a teatro, a cine, a muy buenos restaurantes de comidas de casi todas partes del mundo, con precios que si uno compara con otras partes fuera del país, no son muy elevados. También me gusta que sea una ciudad llena de eventos como la Media Maratón, el Festival Iberoamericano de Teatro, el Festival de Teatro Callejero… Si uno busca, Bogotá siempre tiene opciones. Me encanta el anonimato en el que se puede vivir.