El jazz se tomará Colombia

Con saxofones, pianos, contrabajos, baterías y un violín, del 3 al 14 de septiembre vuelven los festivales de Bogotá, Barranquilla, Medellín, Cali y Pasto. Siete imperdibles y una curiosidad.
El jazz se tomará Colombia

Todo empezó tímidamente, hace 25 años, en el Teatro Libre de Chapinero, en Bogotá. Un festival, cuatro agrupaciones colombianas y una banda alemana. Eso fue todo, en 1988. Hoy, al mirar atrás, parece que hubiera sido un evento sin mayores pretenciones, pero en realidad fue el primer paso para impulsar este tornado de jazz que ahora, cada septiembre, envuelve al país a punta de improvisación, virtuosismo, euforia y un poco de melancolía. 

Gracias a esa iniciativa, se fue consolidando un público amante del género –que anualmente espera ansioso el anuncio de los invitados internacionales que tendrá el privilegio de ver en vivo– y se fue contagiando la fiebre de jazz por todo Colombia: Barranquilla, Medellín, Cali y Pasto organizaron sus propios festivales y se aliaron para crear un circuito que facilitara las negociaciones con los invitados internacionales, que no solo vienen para una presentación sino para una gira por diferentes ciudades. Y vienen, a pesar de sus apretadas agendas, porque esta se ha convertido en una maravillosa plaza para el género, donde los espectadores se muestran entusiasmados y agradecidos con esa dosis anual de jazz que reciben como un regalo.

“Es un circuito muy interesante –explica el crítico de música Juan Carlos Garay– porque en las ciudades está la intención de fortalcer la identidad regional, así que cada festival tiene un estilo especial: en Barranquilla se hace un énfasis en al latin jazz, en Pasto se oyen sonidos más andinos, en Cali se siente el pacífico, Medellín reúne un poco de todo y Bogotá, como capital, hace hincapié en las bandas internacionales".

Cada año hay más presentaciones y a la hora de ver las programaciones es difícil saber qué escoger. Aquí le damos una guía para que organice su agenda.

 

1. La nueva onda cubana

Si su interés es conocer para dónde se dirige el jazz, vea al cubano Roberto Fonseca. “Es uno de los más interesantes exponentes del jazz cubano contemporáneo –asegura Miguel Cruz, productor radial de programas de jazz–. No tiene el sonido latino tradicional sino que entremezcla sus raíces con sonoridades de los balcanes y del rock, y esas diferentes esencias no se fusionan y se pierden, sino que se sienten y brillan”.  Bogotá, 5 de septiembre.

Roberto Fonseca

 

2. El futuro

Tía Fuller tiene dos espléndidas cartas de presentación: es la directora musical adjunta de la banda de Esperanza Spalding y hace parte de la agrupación femenina de Beyonce. Su jazz es moderno y agresivo, pero su formación fue totalmente académica (tiene títulos magna y summa cum laude) y además es descendiente de una familia de jazzistas tradicionales.  Bogotá, 13 de septiembre.

Tía Fuller

 

3. La explosión

Las estrellas Gonzalo Rubalcaba, Giovanny Hidalgo, Horacio "El Negro" Hernández y José Armando Gola se unieron y crearon Volcán, una banda que es justamente eso: un volcán en erupción. Cada uno es el mejor en su intrumento y, juntos, con su sabor latino, prometen conciertos efervescentes que, según ellos, reunirán los cuatro elementos, como los volcanes: la tierra, el aire, el viento y el fuego. Estarán en Bogotá y Cali, el 6 y el 7 de septiembre respectivamente.

Rubalcaba

 

4. Notas de Brasil

La cuota de bossa nova, del género clásico, estará a cargo de Rosa Passos, brasileña de Bahía que llegará con su dulce voz. Quienes buscan algo al estilo de João Gilberto, este es su concierto; sin embargo, la propuesta más interesante vendrá en el saxo de Paquito D’Rivera (Cuba), quien se unió recientemente con el Trío Torrente (Brasil) para hacer un homenaje a la música brasileña. D’Rivera se alió con Fabio Torres (guitarra), Paulo Paulelli (bajo) y Edu Ribeiro (batería) –el mejor trío de Brasil de los últimos cincuenta años– para producir el disco Song for Maura, con el que le darán la vuelta al mundo en 2013. Passos llegará a Cali, Medellín y Barranquilla (el 5, 6 y 7 respectivamente), y D'Rivera a Pasto, Medellín, Barranquilla, Cali y Bogotá (del 3 al 7 de septiembre).

Rosa-Passos

 

5. Hecho en Colombia

En esta temporada de jazz vale la pena destacar el trabajo de dos artistas nacionales: Urpi Barco y Milton Salcedo. “Barco es el descubrimiento del momento, es una gran cantante y su primer disco como solista es muy interesante –explica Garay–. Salcedo trabaja en Estados Unidos, pero hizo un disco de canciones colombianas adaptadas al jazz que ha tenido un maravilloso recibimiento por parte de la crítica”.  Barco estará en Cali y Pasto (el 4 y 5 de septiembre), y Salcedo, en Barranquilla (4 de septiembre) 

miltonsalcedo2

 

6. La leyenda del piano

Steve Kuhn es uno de los más importantes pianistas de jazz de la actualidad. Este estadounidense es heredero del estilo de Bill Evans, fue miembro del cuarteto de John Coltrane y trabajó con Stan Getz. Su trabajo es sensible, evocativo y profundo, su mayor interés es provocar una reacción visceral en el público. “Su música es lírica y suave, pero de una complejidad armónica impresionante –asegura Cruz–. Estoy dispuesto a pagar el pasaje para verlo”. Barranquilla, 6 de septiembre.  

steve-kuhncolor

 

7. ¿Jazz con violín?

El piano y el saxo son instrumentos que no suelen faltar en una banda que interpreta jazz. El violín, por el contrario, es una rareza en el género. Y cuando el sonido de ese violín no nos hace pensar en Bach sino que nos transporta a África, es toda una extravagancia. Regina Carter es una virtuosa violinista norteamericana que ganó una beca de la prestigiosa Fundación McArthur. Con ella desarrolló el proyecto que presentará en la capital: un disco que convierte la musica africana en jazz. Bogotá, 13 de septiembre.

Regina Carter

 

Gran hermano 

Vendrá Freddy Cole, el hermano de Nat King Cole. Su voz es áspera y su estilo lleva a los maravillosos tiempos de Louis Armstrong y Ella Fitzgerald a quien lo escucha. Además, tiene un excelente sentido del humor y se burla de ese infortunado parentesco que ha hecho que viva a la sombra de su hermano a pesar de ser un talentoso vocalista –compuso la canción I'm not my brother, I'm me–. Barranquilla, 6 de septiembre.  

1

 

 

Temas relacionados