De tal padre, tal hijo, una historia conmovedora que no puedes dejar de ver

Esta película japonesa es nuestra recomendada del mes y está disponible en todas las salas de cine del país.
De tal padre, tal hijo, la historia conmovedora que todos deben ver
Dirección: Hirokazu Koreeda
Guión: Hirokazu Koreeda
Reparto: Masaharu Fukuyama, Machiko Ono, Keita Ninomiya, Yôko Maki
 
Ryota cree que su hijo se parece a su madre. Ese niño de mirada curiosa es demasiado dulce, demasiado noble, demasiado sensible para parecerse a su padre. Y uso esa palabra, «demasiado», porque para esta rígida figura paterna su descendiente peca por exceso de buen corazón y esa bondad es una amenaza para el éxito. Por eso, cuando el hospital le informa que hubo un error, que una enfermera cambió de cunas a dos bebés y que su hijo de seis años en realidad no es su hijo, Ryota lo entiende todo. Antes de pensar en las implicaciones de la noticia, eso es lo primero que se le cruza por la cabeza: la indisciplina, el desinterés por ser competitivo y ese carácter poco perfeccionista tenían una explicación. No compartía su sangre.
 
De tal padre tal hijo es una historia conmovedora que lleva al espectador a preguntarse qué tan importantes son realmente los lazos sanguíneos en la relación entre un padre y un hijo, y en ese camino demuestra que nadie recibe clases antes de afrontar la paternidad. Nos lanzamos a ciegas a un proceso de prueba y error en el que los niños son conejillos de indias que ven, sienten y absorben todo. 
 
Cuando las familias que protagonizan esta historia se enteran de que sus hijos fueron intercambiados al nacer, se enfrentan a un dilema que parece imposible de resolver: ¿deberían hacer un nuevo intercambio y quedarse con el niño que lleva sus genes, o lo correcto es quedarse con aquel que vieron crecer? Los expertos en el hospital aseguran que la sangre pesa, que para los papás siempre va a ser difícil afrontar la crianza del hijo de un desconocido, que el ideal es que esos pequeños vuelvan a los hogares de los que fueron arrebatados. Pero para los padres tomar una decisión es tan absurdo como doloroso. 
 
En ese periodo de duda, de pruebas frustrantes y de incertidumbre, el espectador conoce dos familias opuestas. Una que vive con comodidades pero bajo el régimen de un padre que confía en la educación que recibió de niño, así que replica por inercia un sistema exigente, centrado en la disciplina y el esfuerzo. La otra, por el contrario, tiene muchas carencias económicas pero se mantiene a flote unida, impulsada por su amor y el deseo de gozar su paso por el mundo. Ninguna es perfecta y Hirokazu Koreeda, el director, hace que sea imposible juzgarlas. Cada padre sigue el camino que cree que es el correcto, basado en su propia crianza y en los tropiezos que ha debido enfrentar. Los niños, no obstante, ¿qué familia se merecen?
 

Consulta tu cartelera más cercana aquí.