El cine político también es protagonista en Cannes

El director británico Ken Loach, llega de nuevo al festival para demostrar que sus películas tienen un valor especial. ¿Es Jimmy’s Hall la cinta con la que se despide?
Ken Loach, presente en Cannes con su cine de denuncia social

Este director de cine y televisión, conocido por impregnar en sus trabajos un particular realismo social, llega una vez más a este importante festival para ratificar su estilo crítico, en esta oportunidad, con Jimmy's Hall. Esta cinta, al igual que sus demás películas, es subversiva al contar un momento histórico de Irlanda en el que se acabó con el deseo de vivir de los independentistas, situación que refleja una fuerte crisis económica, pues, actualmente, se suprimen las disidencias y las voces críticas de una sociedad marcada por el libre mercado y la agenda neoliberal. Además, es una historia llena de personajes de la clase trabajadora, como Jimmy Gralton, alguien que existe en todas partes porque «en cada comunidad hay gente que realmente cambia el mundo», explicó Loach.

«Esta película es una mirada sobre un lugar donde se baila y se leen poemas, un lugar realmente peligroso», expresó irónicamente el director durante la presentación de su trabajo que compite en la selección oficial del Festival de Cannes, donde ya ganó la Palma de Oro en 2006 con The wind that shakes the barley.

 


Jimmi's Hall es una continuidad a la historia de The wind that shakes the barley, que visualiza lo sucedido, diez años después, con el sueño de independencia de los irlandeses, cuyas esperanzas seguían sin cumplirse porque el imperio británico lo impedía.


La historia comienza con el regreso de Gralton a Irlanda, luego de pasar diez años en Estados Unidos huyendo de la persecución por sus ideas comunistas. A su retorno, sus amigos lo esperan para reconstruir el salón de baile, un lugar seguro del pasado, donde cada uno puede ser lo que quería ser.
 

 

¿Es la última película de Loach?

Loach, quien en pocos días cumplirá 78 años, sigue trabajando a la antigua con un sistema «más humano» que el digital, con un ritmo más lento y con colaboración de otra persona, cortando cada plano y tomándose su tiempo para decidir. Sistema que el realizador seguirá utilizando, porque Jimmy's Hall no será probablemente su última película, según lo expresó.

¡Cine que no puedes dejar de ver!

 

Foto: AFP