Yhonatan Loaiza / 24 Nov 2019 - 8:01 p. m.

De un carrito de crepes a la bolsa de Frankfurt y más allá

José Guillermo Calderón logró sacar adelante Domicilios.com después de varios intentos (y otros cuantos negocios). Luego vinieron Merqueo y MUY, empresa por la que acaba de ser nombrado emprendedor Endeavor. Así ha sido su camino al éxito.

Yhonatan Loaiza

De un carrito de crepes a la bolsa de Frankfurt y más allá
Para Calderón, lograr que un emprendimiento sea una realidad y crezca, solo es posible si se cuenta con el equipo correcto.  / David Schwarz
Para Calderón, lograr que un emprendimiento sea una realidad y crezca, solo es posible si se cuenta con el equipo correcto. / David Schwarz

El propósito está claro: mejorar la vida de los latinoamericanos de a pie, de la clase trabajadora promedio. Es una meta ambiciosa, pero la persona que se la ha fijado ha venido construyendo, ladrillo a ladrillo, el camino para alcanzarla. Y ha sido un sendero con bifurcaciones, con frustraciones, pero que ahora está pavimentando con la arcilla del éxito.

José Guillermo Calderón es el hombre detrás de este objetivo, que arrancó a perseguir de manera modesta con un carro de crepes que montó cuando aún estaba en el colegio y tenía 15 años. Luego se dedicó al cultivo de tomates (Tomacol). Más adelante entró al mundo digital con Domicilios.com y Merqueo, y ahora se concentra en MUY, una empresa que  busca darle un lugar estelar a la comida casera.

“Muchas veces, muchas veces, uno sale y se cae”, responde Calderón cuando le preguntamos si en su carrera de emprendedor ha encontrado momentos de oscuridad en los que la luz no aparece. 

El éxito y el crecimiento de Domicilios.com, que ha llegado a varias ciudades de Colombia y tiene presencia en más de 50 países, fueron una base que les permitió entender la importancia de crear procesos y de conformar equipos adecuados. Calderón describe la situación con una metáfora marítima: es como manejar una lancha que va a toda velocidad, que es fácil de dirigir cuando es pequeña, pero que cada día tiene que ser más robusta y más grande. “Si algo he aprendido, en lo personal, es lo importante del equipo. Uno cree que tiene que hacer todo, pero si uno tiene que estar metido en el día a día, la operación no deja que uno lleve la empresa a ningún lado. Uno tiene que estar adelante, muy visionario, vendiendo la empresa todos los días, trayendo inversionistas, seduciendo gente nueva, consiguiendo clientes. Para eso se necesita un gran equipo”, recalca.

En el 2013, Domicilios.com –que agrupa los menús de cientos de restaurantes para que los usuarios hagan sus pedidos en línea– logró un acuerdo con la empresa española Axon Capital, que invirtió 1,5 millones de dólares. Un año después, la plataforma colombiana se asoció con emprendedores de ocho países del mundo y lograron otro acuerdo con la empresa alemana Delivery Hero. Tras salir a la bolsa de Frankfurt, en el 2017, Delivery Hero adquirió la totalidad de Domicilios.com.

Por eso nació Merqueo, una especie de supermercado de bajo costo en línea, que sacó provecho de las buenas relaciones de sus fundadores con las marcas. Según Calderón, con esta plataforma se les brinda un gran servicio a los consumidores; de hecho, afirma, muchos de ellos hicieron por primera vez una transacción digital en Merqueo, que tiene como CEO a McAllister.

“Les puedes dar un gran servicio a las personas con unos grandes productos. Y ya no tienen que salir de su casa. Muchas personas no tienen con quién dejar a los hijos, entonces no pueden salir a la tienda y traer las cosas; puedes ayudarles con eso y les empiezas a cambiar la calidad de vida”, asegura el empresario.

El siguiente eslabón fue MUY, una cadena de restaurantes que tiene como punto de partida la comida casera y que, según su filosofía, está al alcance de todos los bolsillos. En este caso, la estrategia fue invertir masivamente en platos que la mayoría de la población come con la sazón de casa.

Para el empresario, lo que está pasando con el capital de riesgo en la región, no solo se debe medir en términos de éxito financiero, sino como una ola que está ayudando a unir el tejido latinoamericano. “El día de mañana tú vas a poder almorzar en MUY en cualquier país y vas a poder pedir en Merqueo en cualquier parte de Latinoamérica. Estamos creando marcas latinoamericanas que promueven una identidad local”, asegura.
 

Síguenos en Google Noticias