El encanto moderno de Brasilia

Empezó a crecer a partir de mediados del siglo XX y desde entonces se constituyó como una ciudad innovadora y un referente urbanístico mundial.
El encanto moderno de Brasilia
Además de ser una urbe acostumbrada a ejercer como anfitriona de certámenes deportivos de primer nivel como la Copa Mundial de Futsal de la Fifa, en 2008, Brasilia se ha dado a conocer por ser una ciudad ultramoderna, cuyo crecimiento empezó a acelerarse desde su fundación, el 21 de abril de 1960, cuando sustituyó a Río de Janeiro como capital de Brasil y albergó las más importantes sedes del gobierno federal. 
 
Entre los aspectos más representativos de la ciudad se destacan los amplios corredores viales que están envueltos por edificios públicos y dos barrios que se dividen en las denominadas súper cuadras, las cuales están conformadas por enormes construcciones de tipo vanguardista. Las estructuras más reconocidas, como la Catedral Metropolitana, el Puente de Juscelino Kubitschek y la Plaza de los Tres Poderes, han permitido que sea la única ciudad en el mundo construida durante el siglo XX declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, debido a la gran importancia que ha aportado a la historia del urbanismo. 
 
 
Dónde hospedarse
 
Grand Bittar Hotel
Setor Hoteleiro Sul, Quadra 5, Bloco A - Asa Sul
Tel: (5561) 37045000
www.hoteisbittar.com.br/hoteis/grand/
 
 
Royal Tulip Brasilia Alvorada
HTN, Trecho 1, Conjunto 1B, Bloco C - Asa Norte
Tel: (5561) 34247000
www.royaltulipbrasiliaalvorada.com
 
Mercure Brasilia Lider Hotel
Shn Quadra 5, Bloco I - Asa Norte
Tel: (5561) 34264000
www.mercure.com.br
 
 
Lugares imperdibles 
 
Eje monumental: en esta avenida se encuentra el Plan Piloto de la capital que une la Red Ferroviaria y la Plaza de los Tres Poderes, en donde están las sedes gubernamentales más importantes del país. 
 
Santuario de Don Bosco: localizado en el centro de la cuidad, este fascinante edificio de finales del siglo XIX alberga en su interior monumentales vitrales que le imprimen una atmósfera azul celestial.
 
Templo de la legión de la Buena Voluntad: una construcción en forma piramidal, ubicada al sur de la ciudad, a la que acuden turistas que quieren alimentar su espíritu y aquellos que desean conocer la belleza arquitectónica de esta obra. Es el lugar más visitado de Brasilia. 
 
Lago Paraoná: es un enorme cuerpo de agua artificial de 45 kilómetros cuadrados en el que se pueden practicar deportes acuáticos como vela, buceo o remo esquí. 
 
 
Planes nocturnos
 
Disfrutar de los cinemas y los bares, especialmente los que están localizados en los centros comerciales. Los visitantes podrán encontrar desde música de la región, hasta sonidos internacionales como rock y pop.
 
Escuchar al fabuloso pianista que se presenta cada noche en el bar Othelo. Es un lugar perfecto para alejarse del ruido y pasar una velada en pareja. 
 
Visitar el Gran Salón Arena, donde los hombres se acercan afablemente hacia las mujeres y las invitan a bailar. Allí se toca forro en vivo, una música animada del noreste de Brasil.
 
 
Diversión y entretenimiento
 
Recorrer el Parque Nacional, una superficie natural de 30.000 hectáreas, en donde habitan animales salvajes como el lobo de crin, jabalíes, armadillos ciervos de las pampas, jaguares e incluso anacondas. Además, en pleno centro, tiene dos piscinas de aguas minerales naturales. 
 
Pasar un día en el parque de atracciones Nicolândia, que cuenta 30 atracciones como la montaña rusa, el barco pirata, la rueda panorámica y los carruseles. 
 
Trasladarse, a 50 kilómetros de la ciudad, para conocer el Parque Chapada Imperial. Una reserva enmarcada dentro del área de protección ambiental de Cafuringa. Sorprende con sus piscinas naturales y numerosas cataratas. 
 
Conocer el Jardim Zoológico, un gigante espacio natural que ocupa 140 hectáreas, en el que habitan más de 1.300 animales. 
 
 
Restaurantes recomendados
 
Gazebo: fusiona la cocina brasileña con la francesa y ofrece una extraordinaria vista hacia el emblemático puente Juscelino Kubitschek. 
 
Mangai: incluye más de 2.000 recetas típicas servidas estilo bufé y que se pagan por kilo.  La decoración es con objetos artesanales de distintas regiones de Brasil.
 
Universal Diner: perfecto para quienes prefieren compartir sus comidas en medio de un ambiente alternativo, informal y divertido, pero sofisticado. El ambiente, propio de un bar, incluye balcón y pista de baile.