«El fútbol es la posibilidad que me dio la vida de ser feliz», Pacho Maturana

Fue el técnico de una selección que hizo historia. Y ahora espera que Pékerman lo supere. Reflexión, gambetas, fantasía y gol. Palabras de profesor.
«El fútbol es la posibilidad que me dio la vida de ser feliz», Pacho Maturana
La jugada de su vida.
La amistad. Soy un producto de todos los amigos que he tenido. 
 
Lo más lindo que le ha dejado el fútbol.
Amistades. A todas partes donde fui puedo volver porque soy bien recibido. 
 
¿Qué tan preparados estamos para la derrota?
Muy poco. Ahora todo el mundo es mundialista, pero ¿es justo que, si no triunfan, estos muchachos nos queden debiendo? 
 
¿Cuál es la parte más complicada para los que se dedican al fútbol?
Yo he tomado el fútbol como la posibilidad que me dio la vida de ser feliz.  
 
¿Cómo es el hincha colombiano?
Queremos ser campeones de entrada. Colombia es un país que está siempre en los límites. Somos carnaval o tragedia. 
 
¿Qué añora del fútbol de antes?
No añoro nada. Siempre hubo buenos jugadores. 
 
Pasaron más de 20 años del 5-0. ¿Ese resultado nos jugó en contra?
Yo no creo que el éxito juegue en contra. Yo no creo que ningún jugador ni ningún miembro sienta que haber ganado fue malo.
 
¿Cómo maneja la brecha generacional? 
Las cosas han cambiado. Antes le decías a un chico: «¡Hay que hacer tal movimiento!», y él lo hacía. Ahora te pregunta por qué, y si no sabés, nunca vas a sacar lo mejor de él...
 
 
Su antídoto contra el fracaso.
El fracaso no es malo, solo está desprestigiado. Es la pista hacia el éxito.
 
¿Cuál debe ser la cualidad más importante en un técnico?
Saber elegir. 
 
Si pudiera cambiar una decisión de las que tomó como técnico, ¿cuál sería?
No cambiaría ninguna porque mis decisiones no fueron improvisadas. Surgieron de la reflexión.
 
¿Tiene ganas de dirigir?
Siempre. Ahora me siento más fuerte, con más sabiduría. 
 
¿Qué decisión hubiera tomado con respecto a Falcao?
La decisión era un acto elemental de coherencia. No se puede pasar por encima de la medicina. 
 
¿Cuál es la enseñanza más grande del fútbol?
Es un microlaboratorio de la vida.
 
¿A la hora de dirigir, cuál es el consejo que siempre da?
Principios de vida. Es muy difícil que usted dé lo mejor de sí mismo si no es feliz, si no disfruta lo que hace. 
 
¿A quién le sacaría tarjeta roja?
Entrenaría a mucha gente. No soy juez todavía. 
 
Si pudiera elegir un equipo para dirigir, ¿cuál sería?
Equipo como tal, no. Sí pongo unas condiciones. Un equipo con una estructura administrativa y deportiva que permita trabajar. Un grupo donde haya una idea. Con un presidente que apueste por un proyecto, no por el entrenador de turno. 
 
La fortaleza de Pékerman.
Más allá de haber sido jugador y de haber dirigido, es una persona muy bien rodeada. No está expuesto. Ese blindaje ha sido muy positivo.  
 
¿Qué le hace falta al fútbol colombiano?
Yo sueño con estructuras mejores porque el talento en Colombia es inocultable e inimaginable. 
 
¿Qué características tiene su selección ideal?
Orden y fantasía de tres cuartos para adelante. 
 
¿Qué lo hace llorar?
Muchas cosas. Lloro de emoción con los niños, me identifico mucho con ellos. Tengo muchos sobrinos a los que adoro. 
 
Un orgullo.
Mi mamá. Fue una mujer fantástica. 
 
¿Qué le despierta nostalgia?
Nostalgia pa’ nada. Vivo mi día a día. No tengo reproches.
Foto: Juan Fernando Cano