El hermano de Gwyneth Paltrow se estrena como director

Dulces sueños es el nombre de la cinta del hermano de la bella actriz. De pronto no hace falta tener 40 años para imaginar en la noche vidas mejores. ¿Quién no ha distraído el sueño inventando jugadas mágicas que terminan en goles imposibles?
El hermano de Gwyneth Paltrow se estrena como director

¿Quién no se ha imaginado con la chica o el hombre de los sueños en una velada perfecta? Pero tener cuarenta años complica un poco las cosas, porque los sueños ya empiezan a ser ilusiones, y las ilusiones, nostalgias.

Así le pasa a Gary, un prometedor músico que alguna vez tuvo un exitoso grupo de rock y que ha terminado convertido en el jinglero de una agencia de publicidad. Frustrado, ha encontrado en un sueño repetido un escape a su vida: sueña con Penélope Cruz. No una, ni dos, sino muchas noches seguidas, todas las noches que quiere porque ha descubierto que es capaz de mantenerlo con la ayuda de un excéntrico terapeuta del sueño.

Pero como suele suceder con los sueños, la realidad se topa con ellos. A nuestro gol se le atraviesa un defensa, a nuestra chica se le cruza el novio, o el papá, o nuestra propia mujer. Los sueños no son perfectos.

Jake Paltrow, hermano de Gwyneth, se estrena como director en esta película, que él mismo ha escrito. No esperen emociones muy fuertes. La cinta es quizás demasiado lenta para el estándar que les encanta en las salas de cine: velocidades de vértigo, sangre o carcajadas desde el primer minuto. Este filme, en cambio, se toma su tiempo. Parece una tesis de grado en la que el realizador impúber se da el lujo de ser él mismo. El resultado no es alentador, al menos para sus finanzas. Estrenada en 2007, recogió apenas 12.000 dólares en Estados Unidos. Calculen cómo será en Colombia.

Pero eso no importa. Hay algo en ella que la resucita: el conflicto entre el sueño y la realidad, esa certeza de que el sueño realizado puede ser peor de lo que parece, y que nuestra realidad suele ser mejor de lo que imaginamos. Ese diálogo de contrarios es lo mejor de la cinta. Eso sí, Penélope Cruz sólo hizo el favor de estar ahí, pero poco actuó.

Jake Paltrow, hermano de Gwyneth, se estrena como director en esta película, que él mismo ha escrito. No esperen emociones muy fuertes.

Dirección: Jake Paltrow

Guión: Jake Paltrow

Reparto: Penélope Cruz, Martin Freeman, Gwyneth Paltrow, Simon Pegg, Danny DeVito

Dejen de quererme

Después de cierto tiempo, ¿por qué nos dará por botar todo a la basura? Un prestigioso publicista decide, el día de su cumpleaños número 42, mandar a todo el mundo al demonio. ¿Y luego, qué? Ah, para eso toca ver la película. Y aguantársela completa. Del director de Conversaciones con mi jardinero, un drama sobre la crisis de mediana edad que tiene más de un guiño a la vida propia (claro, para los que hayan llegado a la mediana edad).

Dirección: Tony Scott

Dirección: Jean Becker

Rescate del metro 123

¿Se acuerdan del director de Top Gun? Bueno, le ha dado por ofrecernos una nueva adaptación del libro Pelham 123, sobre el secuestro de un tren metropolitano en Nueva York con fines extorsivos. “El cochino dinero”. La intriga es sensacional. Scott no da respiro ni siquiera en la primera escena. Pero que Travolta, el malo de la película, sea sólo un loco de atar echa al traste todo el argumento.