La película más barata de la historia costó 26 euros

 Un grupo de jóvenes españoles acaban de estrenar en internet su película Sueños y drogas, realizada con un presupuesto de 26 euros (sólo 80.600 pesos).
La película más barata de la historia costó 26 euros

Bicarbonato films es el nombre de la productora a la que pertenecen Turril Masip y Alfredo Díaz, dos jóvenes que quisieron demostrar al mundo que se puede hacer películas con bajo presupuesto, por no decir sin recursos.

La pareja se dedicó a viajar por el país filmando diferentes situaciones que les pudiera servir para las escenas de su película. “Grabamos una fiesta con fuegos artificiales  en Palo de Alquife para simular una explosión de la cinta”, cuenta el Alfredo Díaz, el director.

La trama de la cinta es muy sencilla, un hombre quiere vengar la muerte de su padre y para eso emprende un viaje por el desierto en el que va matando a cuanto sospechoso encuentra.

Los actores, técnicos y todo el equipo de producción eran amigos del grupo, así que no invirtieron ni un euro en el pago a estos. Grababan y grababan hasta que salía algo que valía la pena. La parte difícil llegaba cuando Díaz tenía que visualizar el material grabado. “Pasaba 15 horas al día editando y escogiendo el material”.

 El resplandtres será el nombre que le dará a su próxima película que también manejará el suspenso como género.