La película REC 2 se estrenó en el Festival de cine de Venecia

La protagonista de la cinta de terror Rec 2  Manuela Velasco (foto) llegó a  Venecia para estrenar “REC 2” , la angustiosa y claustrofóbica secuela de su historia de terror que hace dos años invadió las carteleras de cine del mundo.

Balagueró y Plaza, acompañados por la actriz Manuela Velasco, se mostraron satisfechos por el resultado de esta segunda película con la que han intentado sorprender de nuevo a los espectadores pero manteniendo la continuidad de la historia.

Porque si algo sorprendió a los directores no fue tanto el éxito de la primera entrega sino la comunidad que se generó en torno a ella, los comentarios de los espectadores por internet, en blogs en los que se aventuraban a idear continuaciones para el relato.

De ahí que decidieran que “REC 2” comenzara en el punto exacto en el que se quedó la primera. Pero, aunque muy parecida, es también diferente ya que explora otros aspectos de los “infectados” que tantos sustos provocaron en la película original.

Esos infectados de la primera parte pasan a ser algo diferente, un aspecto que “ya se insinuaba” al final de la primera película, según explicó Plaza Y en ese giro argumental se inscribe la aparición de un cura, un personaje que es “como un héroe, un guerrero de la luz” , lo que acentúa mucho el peso de la Iglesia y la religión en esta segunda parte, agregó el director.

No obstante, la historia se desarrolla en el mismo edificio, con la misma técnica y la misma claustrofobia. Eso sí, con más acción, más puntos de vista y un grupo de protagonistas diferentes, entre los que repite Manuela Velasco, ganadora de un Goya a la mejor actriz revelación por su papel en la primera parte.

El papel de la periodista que se atreve a hacer un reportaje en un edificio endemoniado cambia un poco para esta versión. Se trata de un papel mucho más físico y violento, con el que, sin embargo, confesó habérselo pasado muy bien. 

“Es una película de terror puro y duro, para la gente que le gusta pasarlo mal” , señaló Balagueró. Una historia “muy de género” , que conquistó a un público de lo más variopinto en su primera entrega, incluso a espectadores de apenas 12 ó 13 años.