¿Quieres ser millonario?

Con ¿Quieres ser millonario? ha pasado algo similar que con La vida es bella (1997), de Roberto Benigni. Se ha convertido en un fenómeno que crece como bola de nieve donde se presente y que arrasa con los premios de los festivales por los que circula como una joya del cine independiente.
¿Quieres ser millonario?

La vida es bella, una comedia dramática sobre el Holocausto, se llevó 52 galardones en 1999, tres Oscar y 27 candidaturas más. ¿Quieres ser millonario? ya lleva 60 premios y 29 candidaturas, y eso que al cierre de esta edición faltaba saber cuántos Oscar se iba a llevar de las 10 nominaciones que tenía.

Ambas son conmovedoras, pero a diferencia de La vida es bella, que busca colorear con humor una tragedia, ¿Quieres ser millonario? no utiliza eufemismos. El famoso concurso de selección múltiple que premia el bagaje cultural sirve de telón de fondo para que Jamal, el joven participante de ocasión, recuerde su vida, una vida triste que palpita al ritmo frenético de Mumbay y que también desnuda el corazón de la propia India.

Danny Boyle (el mismo de Trainspotting, Tumbas al ras de la tierra y La playa) ha tenido la paciencia suficiente para darse cuenta de la riqueza cinematográfica de la India sin caer en el miserabilismo. Porque si algo tiene la película es que muestra, con toda la humanidad que le es posible, que la vida se abre paso hasta en las peores circunstancias, que la esperanza es un don humano que no muere, que basta amar para tirar hacia adelante.

De manera que el gran esfuerzo de Boyle por ser fiel a la India y a su gente se ve recompensado con las excelentes caracterizaciones de sus protagonistas. Dev Patel (quien hace el papel de Jamal adulto) es un verdadero descubrimiento, pero también lo son los niños que lo preceden. Aunque quizás la única que se quede en Hollywood sea Freida Pinto, una hermosa de mujer que tiene todos los rasgos para convertirse en una estrella: carisma, belleza y talento.

¿QUIERES SER MILLONARIO? ES, SIN DUDA, LA PELÍCULA DE LA TEMPORADA Y PUEDE QUE SEA TAMBIÉN LA PELÍCULA DEL AÑO.