Las artesanías colombianas se toman China

El Museo del Oro de Bogotá presentó en Shanghái, al este de China, la exposición "Oro: arte prehispánico de Colombia", con 253 tesoros de la artesanía indígena precolombina, que se espera que atraigan a unos 300.000 visitantes chinos en los próximos dos meses.
Las artesanías colombianas se toman China

La muestra, que consta de 220 piezas de orfebrería de oro y cobre y 33 de cerámica, piedra, hueso o concha, acercará al público chino, hasta el 29 de noviembre, una selección de los fondos del museo bogotano, agrupados por representaciones de figuras humanas, de animales, de seres mixtos y de formas geométricas.

Las piezas, que datan de entre el año 700 a.C. y el año 1.500 de nuestra era, son "sobre todo objetos de adorno, pectorales, 'narigueras' (para la nariz), orejeras, diademas y brazaletes", explicó el jefe de divulgación del Museo del Oro, Eduardo Londoño.

"Eran los adornos de los caciques, que representaban su poder, el hecho de que el Padre Sol les daba el poder de vida, de hacer que la comunidad viviera como tal", precisó.

Además, añadió que hay objetos de ofrenda, "hechos especialmente para ser arrojados en una laguna o colocados en una cueva o montaña para mantener el equilibrio del mundo, tal y como se preocupan de ello también hoy los indígenas que aún viven en Colombia".

Esta es la primera exposición que el museo colombiano envía a China en más de un cuarto de siglo.

Pero Londoño vaticinó que a los chinos les llamará mucho la atención, al igual que a los turistas orientales que visitan la muestra permanente en Bogotá, "el parecido que tienen los rostros de la cerámica con los de la gente china de hoy".

"Hay muchas semejanzas entre el pueblo indígena y el pueblo chino", coincidió con él Chen Kelun, subdirector del museo de Shanghái, quien dijo a Efe que la muestra supone "una importante vía para que los chinos conozcan la cultura indígena precolombina, y a partir de ahí se interesen por la sociedad actual de Colombia".

Además, la propia exposición de centenares de objetos de oro ya es en sí misma un gran atractivo para los chinos, que tradicionalmente guardan joyas de oro como tesoros familiares que pasan de generación en generación, aseguró Zhou Ke, una periodista local.

Los responsables chinos han colocado la muestra en una sala de paredes rojas, un color que junto con el dorado se relaciona aquí con la majestuosidad, y la acompañan con grandes reproducciones en cartón piedra de algunas de las piezas, para que los visitantes puedan fotografiarse junto a ellas.

En contrapartida, el Museo de Shanghái llevará a Bogotá en septiembre de 2010 una muestra de "dragones imperiales de China", adelantó Chen, con 150 muebles y objetos de distinta naturaleza adornados con dragones, que "ayudarán a los colombianos a cambiar su visión y comprender mejor la concepción china de los dragones".