Jóvenes y talentosos

Criar a los hijos es una tarea difícil, pero criar hijos con destrezas especiales exige el doble de cuidado y responsabilidad. Recomendaciones para desarrollar sus habilidades.
Jóvenes y talentosos

Se dice que un niño es talentoso cuando tiene un potencial o capacidad muy superior al que corresponde con su edad. Es así como la creatividad y la motivación son la combinación clave para que su habilidad sea enfocada en la dirección correcta.

Todo comienza en casa

El secreto es estar alerta y observar detalladamente el comportamiento de su hijo, así no sólo aprende a distinguir cuáles son sus preferencias (juegos, palabras, programas, canciones) sino que se tiene la seguridad de detectarlas a tiempo. Para ello es indispensable que inscriba a su hijo en diferentes actividades (deportes, artes) para conocer cuáles son las que le gustan.

En esta parte es fundamental tener en claro que se trata de las actividades que sean del gusto de su hijo y no de los padres. Todo niño talentoso tiene intereses especiales que la mayoría de las veces difieren de los que niños de su edad tendrían. Por lo tanto, no se trata de lo que “debe” hacer sino de lo que quiere. Para eso se recomienda crear una atmósfera de diálogo y libertad que le brinde comodidad para expresar lo que le gusta sin temor a ser rechazado o juzgado, y que le facilite “abrir” sus habilidades. Deje que su hijo sea extraño, que sea él mismo.

Tenga en cuenta lo siguiente:

» No trate a su hijo como un niño especial ni exigirle más de la cuenta.

» Ayúdele en sus relaciones con amigos y compañeros, así no se sentirá excluido por su talento.

» Respete sus ilusiones, preocupaciones y visión del mundo.

» Ofrézcale más retos para que no se aburra.

» Enséñele a su hijo a pensar antes de actuar para que sepa que sus actos tienen consecuencias. Esto los ayuda a entender que para que puedan seguir en la actividad que les gusta, es necesario que sean responsables.

Explotar de manera correcta y responsable el talento de sus hijos para su beneficio, requiere de compromiso y paciencia. No se asuste si ve que su hijo no se comporta como los demás, eso no quiere decir que sea diferente, es sólo cuestión de perspectiva.

No se olvide de:

» Incluirlo en grupos, clubes o clases al aire libre.

» Hacer visitas familiares a museos, galerías, parques y zoológicos…

» Llevarlo a acampadas al aire libre.

» Llevarlo a cine, representaciones teatrales y conciertos.

Estas actividades no sólo estimulan su creatividad sino que refuerzan el lazo padre-hijo, fundamental para que el talento sea una bendición y no un problema.

Porque ser un niño con talentos especiales es toda una aventura. Así lo demuestran estos cuatro famosos que desde pequeños mostraron sus habilidades en el canto, el deporte, la música y la actuación y que hoy sobresalen por haber sabido aprovechar y enfocar correctamente su talento.

JÓVENES TALENTOSOS 

Dakota Fanning (actriz)

Tiene 16 años y ha trabajado con Tom Cruise, Robert De Niro, Denzel Washington y Sean Penn. Fue precisamente al lado de este último en la película I am Sam que se convirtió en la actriz más joven en ser nominada al premio Screen Actord Guild. Tenía tan sólo siete años. Esta rubia de facciones delicadas y cuerpo delgado ha interpretado papeles fuertes y desafiantes que le han merecido el respeto de grandes estrellas como Glenn Close y Kurt Russell. Con cinco años la enviaron a un campamento de teatro donde pasó a manos de un agente. Fue así como pasó de protagonizar un comercial de detergentes a ser la protegida de Steven Spielberg. Ella pasa su tiempo libre ensayando con las porristas de su escuela, y así se ha salvado de protagonizar escándalos o de ingresar a centros de rehabilitación como otras actrices de su edad.

Vanessa Mae (violinista)

Aunque su contacto con la música empezó como un juego en el jardín infantil de su mamá, donde se sentaba a jugar con las teclas de un piano, Vanessa se enamoró por completo del violín gracias a su papá, que la inscribió en clases cuando tenía cinco años. De ahí pasó al Conservatorio Central de China donde estudió cinco años. Su precocidad musical y talento natural la llevaron a presentar su primer concierto acompañada por la Orquesta Filarmónica de Londres con tan sólo 11 años. Desde entonces ha contagiado al mundo con sus piezas clásicas con pop, jazz y techno con las que ha grabado 11 álbumes.

Justin Timberlake (cantante, diseñador)

Justin Randall fue el nombre con el que se dio a conocer en el programa de televisión Star Search, donde cantaba canciones country. Su voz y simpatía en el escenario llamaron la atención de los productores del programa juvenil The Mickey Mouse Club donde fue una de las figuras principales durante dos años al lado de Britney Spears y Christina Aguilera. Su registro alto, que a muchos les recuerda a Michael Jackson, lo llevó a triunfar como solista en el año 2000 con el álbum Justified, que vendió siete millones de dólares. Hoy, con 29 años, cuenta con seis premios Grammy y dos Emmy, triunfos que combina con su otra pasión: diseñar ropa para su marca William Rast.

Serena y Venus Williams (tenistas)

Acostumbradas desde pequeñas a competir entre ellas, crecieron en las canchas públicas de tenis en Compton (California) donde eran entrenadas por su papá. Cuando Serena tenía cuatro años ganó su primer torneo y antes de cumplir los 10 ya había participado en 49 torneos de los cuales sólo perdió tres. Su hermana Venus, por su parte, tiene tres medallas olímpicas de oro y el título de la primera mujer negra en llegar a la cima del escalafón mundial de la WTA. Aunque actualmente Serena ocupa el puesto número uno, su relación con su hermana es ejemplo de compañerismo y juego limpio.

Christian Bale (actor)

Su mamá, quien era bailarina de un circo, fue quien lo incitó a irse por las artes. Fue en el teatro al lado de Rowan Atkinson –más conocido como Mr. Bean– que Christian comenzó su carrera artística. Tenía ocho años cuando apareció en un comercial del cereal Pac Man, que le sirvió de práctica para su debut en el cine a los 13 años al lado de Steven Speilberg en la película El Imperio del Sol donde le ganó el papel a más de 4.000 niños. Desde ahí mostró su versatilidad que años después se evidenció en papeles como American Psycho, El maquinista y Batman Begins, donde ha dejado claro que más allá que una cara bonita y abdominales perfectos es un actor de convicción y talento para rato.