Margarita Muñóz, la hija rebelde

 Así es su papel en la nueva novela de Caracol Secretos de familia, que empezó el lunes. Entrevista con la huilense.
Margarita Muñóz, la hija rebelde

Margarita Muñóz estudia actuación desde que estaba en el colegio. Pasó su infancia en Pitalito- Huila, su pueblo natal, y llegó a Bogotá porque necesitaba estudiar lo que siempre la había apasionado, actuación.

Empezó con Julio César Luna, siguió con Victoria Hernández y ahora tiene muchas maestras. Todas las actrices que trabajan con ella en Secretos de familia le han enseñado tips para perfeccionar su profesión, en especial Raquel Ércole. “Me ha enseñado la importancia de la concentración, guiar el sentimiento del personaje hacia el camino correcto, ignorar la gente que hay alrededor y enfocarme en mi papel”, comenta Margarita mientras firma autógrafos en Bucaramanga, a propósito del lanzamiento de la novela.

La historia se basa en los pensamientos escondidos que guardan cada uno de los miembros de la familia, entre ellos Marcela Carvajal quien hace el papel de la madre de Margarita, en la novela Victoria Hidalgo. Victoria es la menor de la familia, una jovencita que en un acto de rebeldía decide estudiar comunicación social, enfrentándose a toda una familia que esperaba que su inclinación profesional estuviera encaminada al derecho.

El mayor sufrimiento de Victoria es su relación amorosa. Su novio, interpretado por Lucho Velasco, la engaña confesándole que está divorciado cuando aun sigue con su esposa. Aunque el papel de Margarita Muñóz no es protagónico del todo, la huilense espera con calma el momento en que sea ella la protagonista de una novela.

Tiene sólo 23 años y sabe que le falta camino por recorrer. Así mismo no se acelera por obtener un papel en una película nacional. “Me encantaría pero sé que hay que tomarlo con calma, no aceptar lo primero que venga por el simple hecho de hacer cine”. Una vez terminadas las grabaciones de Secretos de familia Margarita Muñóz viajará a Nueva York a seguir con sus estudios de actuación.

Y con la calma que la caracteriza afirma, “ aunque también me voy a tomar mis días de descanso, no todo puede ser trabajar, hay que disfrutar la vida”