!Ni un pelo de tontas!

Estas cinco estrellas de la farándula son más inteligentes que lo que reflejan: una desfachatada frivolidad debajo de la cual esconden su instinto de poder y de gloria.
!Ni un pelo de tontas!

Victoria Beckham, 36 años. Vive de lo que se pone 

No se ha leído un libro en su vida, pero la tiene sin cuidado. Lo suyo es la moda, gracias a la cual se ha transformado en una exitosa empresaria. Sus críticos dicen que es superficial y básica. Ella les responde con resultados: las colecciones que presentó en las semanas de la moda de Nueva York 2008 y 2009 ubicaron su nombre al lado de grandes diseñadores como Alexander McQueen, Vivienne Westwood y John Galiano. Además, es experta en aparecer en el lugar indicado, en el momento adecuado.

Es tal su habilidad para figurar en los medios, que la marca inglesa de carros Range Rover la acaba de nombrar ejecutiva de diseño y creación. Su misión será diseñar el interior del más reciente modelo Evoque. Será chick y glamuroso, como ella. Gústele a quien le guste, esta mujer es lo suficientemente inteligente para vivir de lo que se pone.

Paris Hilton. Millones haciendo nada

Que le paguen por aparecer en público cinco minutos es un lujo que sólo Paris Hilton se puede dar. La mujer más fotografiada de los últimos tiempos después de la fallecida Lady Di, es una experta en hacer millones haciendo nada. Es tan inteligente que se gana la vida haciendo el papel de bruta. Más allá de quererla u odiarla, toca reconocer que su nombre es sinónimo de fama y riqueza.

Basta con hacer un inventario a su imperio de negocios, que incluye perfumes, línea de ropa para mujer y para perros, reality shows y un libro que fue best seller durante cinco semanas. Todas las marcas quieren trabajar con ella y todas las adolescentes sueñan con ser ella, mientras Paris simplemente se dedica a hacer lo que mejor sabe hacer: vivir con todos los lujos y sin responsabilidades.

Megan Fox, "sólo feromonas"

Megan Fox acepta en público que, a pesar de ser actriz, nunca se ganará un Óscar, pues está lejos de ser una Meryl Streep. Su participación en las dos primeras entregas de la película Transformers fue comentada no por su talento sino por su físico, lo que para ella no representa un problema. Es consciente de que su mayor habilidad está en aprenderse los libretos y lucir espectacular.

Sus declaraciones subidas de tono sobre relaciones con mujeres y su pasión por el sexo la convirtieron en la favorita de los tabloides, que llegaron a nombrarla “la nueva Angelina Jolie”. La comparación no sólo la llenó de orgullo sino de plata y portadas bastante provocativas en GQ y Esquire que la llevaron a ser escogida como la mujer más sexy del mundo según la revista FHM.

Kim Kardashian. Curvas millonarias 

Mientras otras mujeres se sentarían a llorar después de encontrar en internet un video de ellas teniendo sexo, Kim Kardashian utilizó el suyo para lanzarse al estrellato. Los cinco millones que ganó en una demanda contra la productora de cine pornográfico Vividvideo, le sirvió para lanzar su reality show Keeping up with the Kardashians.

El programa, que evidencia su falta de oficio pero que ya lleva dos temporadas, fue el trampolín para lanzar su perfume y su video de ejercicios para mantener las curvas que ya la han hecho legendaria.

Kendra Wilkinson, Más frívola no se puede 

Pasar de ser una asistente de odontología a una de las novias oficiales de Hugh Hefner fue una oportunidad que Kendra Wilkinson supo aprovechar al máximo. Después de participar en el reality Girls of the Playboy Mansion, donde dejó en evidencia que de lo único que sabe es de fútbol americano, esta voluptuosa rubia se ganó el amor del público.

Hoy sus fans la siguen en su propio programa de televisión, Kendra, el de mayor audiencia del canal E Entertainment televisión desde el de Anna Nicole Smith, con 2,6 millones de espectadores. Nada mal para esta rubia que confesó servir en la vida sólo para hacer striptease.