Penélope Cruz: "siempre he estado preocupada".

 La actriz española será la imagen de portada de la revista Vanity Fair en E.U. en noviembre. La artista afirmó que desde pequeña ha vivido en estado de preocupación.
Penélope Cruz: "siempre he estado preocupada".

Con la melena suelta y un vestido blanco que le deja la espalda descubierta, Cruz aparecerá en los quioscos como protagonista de la conocida publicación, que hoy desveló el contenido del reportaje en el que se repasa la carrera profesional de la española, quien se define a sí misma como una mujer que vive en la angustia.

"Siempre he estado preocupada. Desde que era pequeña siempre he sentido que si tenía un momento de paz me preguntaría: ¿estás segura de que te puedes permitir sentirte así?", dijo la actriz, que evitó hablar de temas personales, aunque sí aprovechó para negar los rumores sobre su embarazo.

Vanity Fair define a la actriz como "la auténtica estrella internacional de su tiempo" en un artículo llamado "Las pasiones de Penélope", que se completa con una serie de instantáneas tomadas en un estudio Londres y que muestran el lado más atrevido y sensual de Cruz, que, en alguna de ellas, aparece en la cama.

La revista equipara incluso a Cruz a nombres célebres como Marlene Dietrich, Greta Garbo, Ingrid Bergman, Catherine Deneuve o Sophia Loren, con quien la española ha entablado una buena amistad a raíz de "Nine", filme en el que trabajaron juntas.

"Se ha convertido en una amiga de verdad. Hablamos mucho sobre la vida y nuestras carreras. Yo de De Sica y ella de Almodóvar. En mi último día (en el rodaje) ella vino a mi camerino. Estaba llorando y yo estaba llorando", aseguró Loren.

"Esta es la primera vez que me voy de una película llorando porque estaba muy molesta por dejarnos la una a la otra", afirmó la veterana italiana.

El reportaje recuerda las primeras incursiones en el cine de la española, como "Jamón, jamón", de Bigas Luna, o "Belle Epoque", de Fernando Trueba, y analiza en la entrevista con Cruz el camino seguido para equilibrar su presencia en el cine español y en grandes producciones de Hollywood donde no lo tuvo fácil.

Su belleza, según Pedro Almodóvar, la llevó a papeles de "chica guapa" y fue de la mano del director manchego que Cruz pudo demostrar su talento en la meca del cine gracias a "Volver" (2006), apunta Vanity Fair.

Woody Allen también insistió en el atractivo de Cruz, a la que no le gusta "mirar directamente" porque es "demasiado sobrecogedor".

En noviembre se estrenará en EE.UU. la cuarta colaboración de Cruz con Almodóvar en "Los abrazo rotos", y el musical "Nine", en el que la española comparte cartel con Sofía Loren, Nicole Kidman, Judi Dench y Daniel Day-Lewis, entre otros.

"En el pasado, solo la hispano-estadounidense Rita Hayworth alcanzó un lugar parecido en el estrellato de Hollywood y cambiar su nombre fue solo lo primero que tuvo que hacer", asegura el reportaje de Vanity Fair, que compara a Cruz con la conocida protagonista de "Gilda" (1946), de origen español.

Vanity Fair, en cuyas páginas ya ha aparecido fotografiada Cruz en más de una ocasión, asegura que la protagonista de "Volver" (2006) o "Vicky Cristina Barcelona" (2008) es, "junto a Javier Bardem", la mejor actriz española viva.

Temas relacionados