Pérez Hilton, el rey del chisme

En solo cinco años, Pérez Hilton se convirtió en la mayor autoridad de las noticias de farándula. Su blog es consultado por casi diez millones de lectores al día, nunca ha rectificado y las celebridades le tienen pánico.
Pérez Hilton, el rey del chisme

Es el hijo no reconocido de la familia Hilton. Aunque no lleva su sangre, podría ser el hermano putativo de la heredera más famosa de Hollywood, Paris Hilton, de quien tomó su nombre para crear uno más polémico, una marca registrada que hoy pone a temblar a las celebridades: Pérez Hilton.

Este hijo de inmigrantes cubanos, nacido en Miami y cuyo verdadero nombre es Mario Armando Lavandeira, creó en 2005 un blog de chismes del espectáculo y tras cinco años de trabajo, es el más visitado de la web en su género, con casi diez millones de lectores al día.

Allí pone fotos, cuenta intimidades y hasta saca del clóset a los gays más reservados, todo gracias a sus amigos, contactos e informantes que habitan en cualquier rincón de Hollywood.

Ni Michael Jackson, el día de su muerte, se salvó de él. Hilton fue el primero en decir, vía Twitter, que el rey del pop había muerto, aunque la confirmación oficial se la apuntó TMZ, un portal de chismes respaldado por Time Warner. En todo caso, Pérez había dado el primer golpe, algo que puso en evidencia la calidad de sus fuentes y hasta dónde era capaz de llegar.

Hasta ahora no ha rectificado ninguna información. Y aunque ha afrontado demandas de agencias de fotografía y paparazis que reclaman derechos por las imágenes que publica, se mantiene inmune a los ataques. Su personalidad ha sido destacada en medios serios que lo ven como un hombre seguro de lo que dice.

Nadie puede explicar el éxito de esta página de rosado estridente, diseño básico y fotos tomadas de otros medios, que él mismo interviene con un programa elemental con el que escribe y dibuja sobre las imágenes.

Tal vez el encanto es el contenido: corto, directo y sin rodeos que seduce al público morboso. Por algo su primer eslogan fue “El sitio web más odiado de Hollywood”, frase que evolucionó hasta el eslogan de hoy: “Jugo de celebridad, no de concentrado”. Pero este hombre abiertamente gay, con el pelo de colores, parece tener la respuesta.

“¿Por qué yo? Porque nadie lo hace como yo. Soy único y el blog soy yo. Es un reflejo de mi personalidad, el matrimonio perfecto entre mis habilidades y mis experiencias. Soy un obsesionado con la cultura pop y las celebridades, fui actor, periodista y relacionista. Yo sé cómo piensa toda esta gente”, ha dicho. Todos los días alimenta su blog desde las 6 de la mañana hasta las 9 de la noche, justo cuando la vida chismosa empieza en Hollywood.

Así se ha ganado el puesto en algunas alfombras rojas, en fiestas y eventos donde ya es reconocido incluso por las que Hilton considera su principal objetivo: actores en decadencia, raros o ignorados, o estrellas desafortunadas, como Lindsay Lohan, además de otras como Jennifer Aniston, de quien dice que no le aporta nada al mundo.

Su influencia es tal que le atribuyen la salida del actor Isaiah Washington de Grey’s Anatomy, por sus comentarios homofóbicos, y de haber lanzado en Estados Unidos al cantante británico Mika. Y ni hablar de la presión que ejerció sobre el ex miembro de N’Sync, Lance Bass, y el actor Neil Patrick Harris (El médico Doggie) para que salieran del clóset.

Esa pasión es rentable. Aunque no se sabe cuánto gana, en su página hay suficiente publicidad para tener vida de estrella, con marca propia de ropa y accesorios, una emisora y otro sitio dedicado a la moda llamado Coco Pérez. De ahí que Pérez Hilton se haya declarado a sí mismo Reina de los medios. “Tengo un sexto sentido que me deja captar la esencia de la gente para después compartirla con el mundo”.