Rachida Dati niega haber alentado rumores de infidelidad de Sarkozy

La controvertida ex ministra francesa de Justicia rechazó que la incluyan en la lista de "sospechosas".
Rachida Dati niega haber alentado rumores de infidelidad de Sarkozy

Rachida Dati, la controvertida ex ministra francesa de Justicia, se ha indignado por las alegaciones de quienes la consideran impulsora de los rumores de infidelidades mutuas entre el presidente Nicolas Sarkozy y su esposa Carla Bruni.

La que durante algún tiempo se consideró como la ministra protegida y favorita del presidente "protesta con indignación" contra aquellos medios de comunicación que le atribuyen alguna responsabilidad en la propagación de "rumores absurdos e inadmisibles sobre la vida privada de la pareja presidencial".

Es lo que Dati ha querido dejar claro en un comunicado que hoy recoge el diario vespertino "Le Monde" , en el que añade que se reserva el derecho de denunciar por difamación a quienes sostienen alegaciones en ese sentido.

La ex ministra y ahora eurodiputada reacciona de esta manera a una información publicada el fin de semana por el diario "Le Journal du Dimanche" en la que se afirmaba que el Palacio del Elíseo la consideraba "sospechosa" de haber alimentado los recientes rumores en torno a las infidelidades de Sarkozy y Bruni.

El periódico citaba fuentes anónimas, según las cuales la ex ministra estaba muy molesta por haber caído en desgracia en el entorno presidencial y por el hecho de que el mes pasado se le hubiesen retirado algunos privilegios, como la escolta y el coche oficial que tenía hasta entonces.

"Le Monde" subraya hoy que el Elíseo habría pedido la apertura de una investigación preliminar sobre el origen de los rumores de infidelidad mutua en la pareja presidencial.

Una solicitud que responde a la denuncia presentada por el grupo Hachette-Filipacchi, editor del periódico "le Journal du Dimanche (JDD)" , que es el propietario del "blog" donde se iniciaron las habladurías sobre infidelidades (titulado "actu-videos.lejdd.fr") , por "introducción fraudulenta de datos en un sistema informático".

Este caso ya le costó el puesto al autor del "blog" y al director de operaciones de la firma Newsweb, empresa que comercializaba el cuaderno de bitácora.

El comentario aparentemente anónimo del "blog" atribuía a Sarkozy una relación con la secretaria de Estado francesa de Ecología, Chantal Jouanno, y su esposa Carla Bruni, con el músico Benjamin Biolay.