Scarlette Johansson, dispuesta a perder sus curvas

Scarlett Johansson, quien se encuentra trabajando junto a Gwyneth Paltrow en la película "Iron Man", ha cedido a las recomendaciones de su compañera de reparto y se ha dejado someter a una dieta rigurosa, con la que ya ha conseguido adelgazar seis kilos, para horror de sus admiradores que temen que la estadounidense pierda sus curvas.
Scarlette Johansson, dispuesta a perder sus curvas

Según informaciones de la revista Star que cita fuentes cercanas a las artistas, ambas han estado trabajando juntas algo más que en el papel de esta película, además han estado haciendo ejercicio a diario con el entrenador personal de Gwyneth, Tracy Anderson, y han compartido una dieta en la que se elimina el consumo de hidratos de carbono y se exige una forma de vida un tanto espartana.

Una adicta a las nuevas tendencias como Gwyneth Paltrow se ha convertido en una defensora a ultranza de la "dieta detox", que se ha puesto de moda en Estados Unidos y está basada en un estricto régimen que elimina las toxinas del organismo. Cada día son más las artistas y estrellas de Hollywood que, en una carrera por convertirse en la más atractiva, se lanzan a llevar a cabo esta dieta que, sobre todo, exige mucho sacrificio y bastante más hambre.

La decisión de la musa de Woody Allen, que ha sido protagonista de sus tres últimas películas "Match Point" (2005), "Scoop" (2006) y "Vicky Cristina Barcelona" (2008) procede de la presión de las nuevas actrices, según las revistas de cotilleo estadounidenses. La diva, de 24 años, no quiere perder su puesto en la meca del cine y la competición con estas jóvenes le ha hecho tomar esta decisión, aunque sus fans reclamen en los foros de internet que la actriz mantenga su figura tal cual.

Johansson había dicho anteriormente que estaba contenta con sus curvas y no sentía ninguna presión para ponerse a dieta. "No necesito estar muy delgada para ser sexy", aseguró. "Soy una chica con curvas, nunca voy ser una chica que mida 1,79 y pese 54 kilos, pero me siento afortunada de tener lo que tengo" dijo hace tiempo a la revista People.

"Iron Man 2", dirigida por Jon Fvreau, tiene previsto su estreno para el 2010. En el guión de la cinta se encuentran trabajando el propio Favreau, además de Justin Theroux y Robert Downey Jr., quien será por segunda vez el protagonista. En el reparto se encuentran, además de Scarlett Johansson y Gwyneth Paltrow, Mickey Rourke, Don Cheadle y Sam Rockwell.

La actriz reniega de su  de su fama de "devoradora de hombres".

Hasta ahora, la estrella de Hollywood Scarlett Johansson ha levantado pasiones en todas partes y prueba de ello lo dio el mes pasado en Milán adonde acudió invitada para presentar la nueva línea cosmética de Dolce&Gabanna. Los modistos italianos aseguraron que Johansson tiene una mezcla "explosiva", compuesta por "una gran fuerza interior y pura sensualidad", que fue lo que les hizo definirse por ella.

También, con motivo de su estancia en Italia, la actriz se entrevistó para el diario Corriere della Sera donde renegó de su fama de devoradora de hombres y aseguró que también ha sufrido, porque antes que nada es una persona.

"¿Devoradora de hombres? Es sólo una etiqueta, para ciertos papeles de películas. En realidad no lo soy para nada, de hecho he tenido mis sufrimientos. Los actores somos antes que nada personas, con momentos altos y bajos. ¿Recuerdan a Marilyn Monroe?", aseguraba.

La actriz apuntó entonces la necesidad de cambiar como lo hizo entonces con su imagen al teñirse el pelo de negro, del que dijo que "evidentemente" era el momento para un cambio. "A nosotras las chicas nos divierten estas cosas".

El diario, que también reclamaba el puesto para la protagonista de "Match Point" o "Lost in Translation" como el máximo "sex-symbol" contemporáneo, afirmaba que quizá la única actriz que le puede hacer sombra es Angelina Jolie.