Arroz salteado

Con pollo desmechado, arvejas, y tocineta
Arroz salteado

Ingredientes: (4 porciones)

1 pechuga de pollo deshuesada de 300 gr

2 cucharaditas de limonaria finamente picada

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de mantequilla

Sal y pimienta

Para el arroz

? de taza de zanahoria cortada en cuadros pequeños

8 tajadas de tocineta

3 cucharadas de aceite de canola

1 cucharada de jengibre finamente picado

¼ de taza de cebollín finamente picado

1 taza de arvejas cocinadas

3 tazas de arroz cocinado

2 tazas de raíces chinas

3 cucharadas de salsa soya

½ taza de caldo de pollo (preferiblemente hecho en casa)

Sal y pimienta

3 cucharadas de cilantro picado

2 cucharaditas de ralladura de limón

Preparación:

1. Condimente la pechuga con sal y pimienta. En una sartén, caliente el aceite y derrita la mantequilla. Sofría la limonaria por 2 minutos. Ase el pollo por 12 minutos aproximadamente. Deje enfriar. Retire la piel y deshilache el pollo. Este proceso lo puede hacer con anterioridad.

2. En una olla con bastante agua caliente, cocine la zanahoria por 3 minutos. Cuele y reserve. En el microondas o en un sartén, fría la tocineta hasta que esté crocante. Retire el aceite y parta la tocineta en pedazos pequeños. Reserve.

3. En una olla arrocera o sartén amplio, caliente el aceite de canola y sofría el jengibre, el cebollín y la zanahoria por tres minutos. Agregue las arvejas, el arroz, las raíces chinas, el pollo y la tocineta. Incorpore el caldo y la soya. Continúe cocinando por 4 minutos más o hasta que los ingredientes estén bien mezclados y calientes. Añada sal y pimienta al gusto.

4. Agregue al final de la cocción el cilantro y la ralladura de limón. Divida el arroz en cuatro recipientes hondos y sirva.

LAS ARVEJAS

Es una leguminosa que también recibe el nombre de chícharo y guisantes verde. Existen diversas variedades que se diferencian porque unas sirven para desgranar mientras otras se pueden consumir con vaina, como es el caso de los guisantes planos, largos, con unos granos tiernos y pequeños. Es un ingrediente que podemos consumir frío o caliente.

Lo encontramos en sopas como la famosa crema de arvejas Saint German, en cacerolas, en rellenos, ensaladas y salteadas con otros vegetales. También son ricas con jamón y cuando se saltean con mantequilla y se aromatizan con hierbas como perejil o menta. La arveja es muy nutritiva. Contiene fósforo, potasio, calcio y vitamina B.

Temas relacionados