Cacerola de pescado

Y mariscos con tomate y ahuyama
Cacerola de pescado

Ingredientes: (4 porciones)

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de ajo finamente picado

1 cucharada de cebolla cabezona blanca finamente picada

2 tazas (410 g) de tomates conservados en su jugo

4 a 5 tazas de caldo de pescado o de vegetales

1½ cucharaditas de orégano fresco finamente picado

1 taza de ahuyama cortada en pedazos pequeños

2 papas sabaneras peladas y cortadas en pedazos medianos

200 gramos de vieiras

220 gramos de mero cortado en cubos medianos de 2 cm x 2 cm

220 gramos de camarón

Sal y ají verde dulce o costeño

½ libra de espárragos cocinados

Decoración:

Suero costeño

Preparación:

1. En una olla amplia caliente el aceite y sofría el ajo y la cebolla por dos minutos. Añada el tomate con sus jugos, el caldo, el orégano y la ahuyama. Cocine a fuego medio-bajo hasta que la ahuyama esté cocida.

2. En otra olla cocine las papas sabaneras. Cuele y reserve.

3. Vierta la mezcla de tomate en el vaso de la licuadora. Licue hasta obtener una crema homogénea. Cuele. Nuevamente ponga la crema en la olla.

4. Condimente el pescado, los camarones y las vieiras con sal y pimienta. Ponga el pescado y los mariscos entre la crema. Cocine por 5 minutos. Corte un poco los tallos de los espárragos. Incorpore la papa y los espárragos y cocine por 3 minutos más. Añada sal y pimienta al gusto.

5. Sirva en cuatro platos hondos y esparza decorativamente un poco de suero costeño sobre la crema. Sirva.

LA AHUYAMA

Como en todas las verduras, existe un gran número de variedades de este vegetal. Las diferencias son apreciables en todo sentido, existen ahuyamas de distintos colores, tamaños, sabores y formas. La tradicional ahuyama anaranjada ha venido ganando adeptos pues su tamaño y color se asimilan a la celebración tradicional norteamericana del Día de las Brujas, fecha que ya se ha arraigado también en las fiestas populares colombianas. Aparte de sus usos decorativos durante el mes de octubre, la ahuyama es un vegetal versátil, económico y delicioso. Se usa mucho para elaborar sopas, tortas, rellenos y purés para acompañar aves y carnes. Además la encontramos formando parte de los sancochos y cacerolas. En la repostería se usa para elaborar tartas y dulces.

Este alimento sano recibe también el nombre de zapallo, calabaza y ayote. Es rica en carotenos y vitaminas C y E.

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue

Opciones para ser expertos en cocina

El chile: el rey de la comida mexicana