Con canciones despidieron al rey del pop

Mariah Carey fue la primera artista en interpretar una canción en honor al fallecido rey del pop. Un ataúd bañado en oro arribó minutos antes al Staples Center. De inmediato un grupo de gospel entonó una sentida canción para despedir a Jackson.
Con canciones despidieron al rey del pop

La siguiente artista en aparecer en este escenario fue Queen Latifah, quien elogió el talento del cantante. Minutos después el cantante afrodescendiente Lionel Ritchie se apoderó del micrófono para entonar otra melodía.

Barry Gordy, amigo de la familia, se pronunció después de Ritchie. "Michael levantó la barra y la rompió. Su talento trascendia su edad", comentó Gordy. En la pantalla trasera se desplegaban una serie de imágenes sobre momentos importantes de Jackson, sus pasos de baile más representativos, sus cambios de look, y sus apariciones en público junto a su familia.

Stevie Wonder continuó con la saga de artistas que aparecían en el escenario, pronunciando una de las frases más conmovedoras de la tarde, "Dios necesitaba más a Michael que nosotros".

La melancolía se apoderó de los asistentes cuando la talentosa Jennifer Hudson apareció vestida de plata y entonó Will you be there. Después el hijo de Connecticut, John Mayer entonó otra canción.

Unos 18.000 fanáticos y amigos se congregaron en el estadio Staples Center y un teatro cercano para asistir a una ceremonia de dos horas en memoria de la estrella del pop Jackson, que murió el 25 de junio de un paro cardíaco en su mansión de Los Angeles.  

Brooke Shields, ex novia del cantante, subió al escenario y recordó el momento en que se conocieron, con tan solo 13 años, " sabíamos lo que era ser personajes públicos muy pronto, por eso teníamos un vínculo muy especial".

Después se hizo presente uno de los hermanos de Jackson, Jermaine, quien interpretó sollozando Smile. Él le dio paso a la hija de Martin Luther King, Bernice King, quien afirmó determinante "Jackson era la realeza de Estados Unidos y su música tenía efecto calmante".

Sheila Jackson, hermana del artistas, exhibió un certificado que le otorgó el Congreso de E.U como "ícono de país, porque cambió la vida de las personas y será recordado siempre".

La ceremonia llega a su final con la interpretación de We are the world, a cargo de diferentes artistas de todas las nacionalidades. Pero el momento más impactante estaría a cargo de la pequeña Paris de 11 años, hija de Jackson, quien en medio del llanto pronunció una sola frase alusiva a su padre, "era el mejor del mundo".

Temas relacionados