Carmen Larrazabal, sexóloga, Manual de supervivencia femenina.
Carmen Larrazabal, sexóloga, Manual de supervivencia femenina.
Cortesía
25 May 2021 - 6:43 p. m.

¿Es posible salvar una relación tóxica o es mejor terminarla?

Entrevistamos a Carmen Larrazábal, que acaba de publica el libro ‘Manual de supervivencia femenina’. La psicóloga habla de los conflictos de la pareja y comparte las claves para intentar resolverlos o dar un paso al costado.

¿Las relaciones tóxicas se pueden salvar en pandemia o es una misión imposible?

Para salvar una relación tóxica necesitamos elevar a nivel conciencia la posición del tóxico, que se entere que sus comportamientos nocivos rompen a su pareja. Esto es un trabajo arduo de terapia , que permitirá la evolución personal de cada uno al interior de la pareja. Si definitivamente decidiste salvarte, no importa que estemos en pandemia, hay que hacerlo ya; estos procesos no dan espera. Por ello hay que tomar decisiones asertivas, reafirmar nuestra posición, salir de la zona de confort, asegurarte de estar haciendo lo mejor para tu vida, quererte, considerar que no hay ninguna relación por la que valga la pena caer en un abismo, dejar de justificarnos.

Le puede interesar: Elliot Page compartió su primera foto en vestido de baño tras su mastectomía

¿Cómo es tu ritual para escribir un libro?

Con seguridad la iniciativa viene de preguntas que los televidentes o los que me siguen en las redes plantean; con seguridad los temas que más me gustan son los que siempre destaco: mujeres, violencia intrafamiliar, relaciones de pareja, familia, hijos, sexualidad.

Me enriquezco con mis pacientes quienes traen a mi, la materia prima. A través de sus quejas, insatisfacciones, preguntas empiezo a darle vueltas a la temática. Leo mucho, escribo mucho, estudio mucho.

Y luego me siento con lapiceros de colores y una libreta grande cuadriculada donde empiezo a escribir a mano. Me enfrento a esa hoja en blanco y con las ideas en la mano empiezo a organizar mi texto.

Háblanos de la importancia de dar un enfoque femenino al libro. ¿También es útil para los hombres?

Como su nombre lo dice , es un manual de súper femenino para mujeres que quieran ayudarse así mismas, que quieran salir del agobio; es para llegar a convertirnos en seres emocionalmente inteligentes frente al peligro que traen las relaciones tóxicas.

Y claro que lo pueden leer los hombres. Así los confrontamos y les invitamos a crecer en el entendimiento en pareja.

Lea también: 5 ejercicios cardiovasculares que puedes hacer en casa

¿Por qué leer Manual de supervivencia femenina?

Porque siempre necesitaremos una guía para salir, para salvarnos de una relación que atente contra nuestra dignidad, nuestra voluntad e integridad. Una guía que nos permita identificar los patrones de comportamiento tóxicos, que nos ayude a salir de ese viejo círculo vicioso y una guía que nos permita desarrollar fortaleza e inteligencia emocional.

¿Cómo puede ayudarnos en tiempos de desesperanza y encierro?

En este tiempo es importante identificar los patrones tóxicos a través de una lectura amena y sencilla de este manual. Tomar impulso, conocer nuestros límites y aprovechar el tiempo para ir trabajando en la persona en la que deseo convertirme. Es hora de reaccionar y no conformarnos.

Dedicas un capítulo a los patrones afectivos nocivos. Como un anticipo a nuestras lectoras, ¿puedes compartir algunos de estos patrones?

Patrones afectivos nocivos:

- Escojo el hombre que se parece a mi padre.

- Mi pareja es otro hijo más.

- Me atraen los hombres débiles.

-Me gustan los hombres autoritarios.

Sin olvidar mencionar los tipos de hombres tóxicos y los extremadamente tóxicos.

¿Destruirías el mito “no es el mejor novio, pero en la cama lo soluciona todo”? Explica las razones.

Debemos preguntarnos por qué no es el mejor novio, determinar por qué nos molesta, qué nos incomoda y si hay posibilidades de evolución. Pensar que los inconvenientes en pareja pueden solucionarse con sexo es pensar en que podemos tapar el sol con la mano. Los problemas al interior de la pareja se resuelven con una comunicación asertiva, con actitud, entereza y compromiso. El sexo no puede llegar a resolver la causa problemática de la pareja, la cama no se puede convertir en el escenario para desfogarnos y, después de alcanzado el placer, creer que los problemas van a desaparecer.

Una relación tóxica deja muchas secuelas ¿Cómo podemos detectarlas para poder sanarlas?

Una relación tóxica nos devasta, nos aniquila, nos cercena, disminuye nuestra autoestima, rompe nuestra dignidad y atenta contra nuestra integridad física y emocional. Impide la evolución y el crecimiento personal, limita nuestras relaciones familiares y amistades. Nos vemos sometidas a peleas constantes, indultos y menosprecios. Hay necesidad de sanarse, crecer y buscar ayuda.

Una pregunta clásica, cuya respuesta está en el libro: ¿Cómo recuperar la confianza después de una infidelidad?

Esta es una pregunta muy frecuente en terapia. De seguro la confianza se puede reconstruir y la relación puede evolucionar. En la medida que avanza el tiempo, se puede trabajar con un consejero o iniciar una intervención terapéutica. Si prefiere hacerlo sola, recuerda que recuperar la confianza implica empatía; ponerse en los zapatos del otro, para entender lo sucedido. Expresa tus sentimientos: llorar lo suficiente, sacar la rabia y determinar los errores cometidos. No permitir la manipulación ni el chantaje. Aceptar que es un trabajo de dos. Tener en cuenta cumplir las promesas. Comunicarnos asertivamente.

El capítulo 8 lo dedicas a la sexualidad. ¿Hábitos como consumir alcohol y fumar cigarrillo son determinantes en la vida sexual e individual?

Una copa de vino ocasional puede incrementar el deseo sexual, pero es de conocimiento que el exceso de alcohol perjudica la vida íntima. Estudios demuestran que la excesiva ingesta de alcohol puede aumentar las emociones negativas, como la ansiedad, la rabia, el rencor, la agresividad; impide la toma de decisiones, afecta la concentración, impide la satisfacción plena en la cama.

Recordar que el alcohol actúa como un depresor de nuestro sistema nervioso. Los nervios del cuerpo no reaccionan de la misma manera a un estímulo sexual. Se disfruta menos el sexo. En muchos hombres se experimenta disfunción eréctil

¿Cuáles son las vitaminas para el sexo?

Y hablando de vitaminas, no podemos olvidar que, así no lo creamos, estas tienen efectos diversos en nuestra vida sexual. La vitamina C mejora la circulación, la vitamina D aumenta los niveles de la hormona sexual, Zinc aumenta niveles de testosterona entre otras.

Comparte: