A pesar de la distancia

Maicol Buitrago conoció a Falcao hace 18 años en el colegio, tareas, juegos y, por supuesto, fútbol, forjaron una amistad que hoy perdura.
A pesar de la distancia

Por: Liliana Escobar

Ser de los pocos que le ha hecho una gambeta a Falcao es motivo de orgullo. Especialmente si quien lo logra es el tronco del equipo. Si no, que lo diga Maicol Rodríguez, a quien no saber jugar fútbol en el colegio le ayudó a hacerse amigo de quien hoy en día es considerado uno de los tres mejores futbolistas del mundo.

Se conocieron en 1995. Falcao estaba recién ingresado al Nuevo Gimnasio Cristiano, donde quedaron en el mismo salón. Al principio, entenderle y aprenderse su nombre fue un poco difícil porque, además de tímido, Falcao hablaba muy pasito. Un par de días después, Maicol y sus compañeros comprendieron que Falcao García expresaba con el cuerpo lo que no podía decir con las palabras.

Nunca podía dejar los pies quietos. Durante las clases, sentado en su puesto, practicaba con un balón que mantenía debajo de la silla. Apenas llegaba la hora del descanso, todos salían al patio a jugar mete gol tapa. Fue en una de esas cuando Maicol, en una movida que él aún no se explica, le ganó a Falcao  tuvo sus 15 minutos de fama en el colegio. Desde ese día, fueron inseparables tanto dentro como fuera de las instalaciones.

Hernán Restrepo, Camilo García y Nicolás Collazos completaban el grupo. Aunque era evidente que compartían la pasión por el fútbol, también tenían en común que no eran los adolescentes más fiesteros. Cuando no estaban en una cancha, se encontraban en Unicentro para jugar Daytona y después ir a Crepes & Waffles a comer helado. Para esa época Falcao ya tenía el cuerpo desarrollado de tanto jugar fútbol, lo que llamaba la atención de las niñas.

Pero él nunca fue mujeriego. «Antes de irnos a una excursión del colegio al Neusa, me preguntó cómo besar a una niña, y yo le dije que practicara con una Bon Bon Bum». Maicol no sabe con certeza si Falcao siguió su consejo, pero Nadia, como se llama la niña en cuestión, fue su primera novia. Aunque el «Tigre» fue un novio detallista y caballeroso, era claro que su amor era el fútbol.

Para esa época Falcao ya había entrado a Millonarios y viajaba mucho. su disciplina no fue suficiente para cumplir a cabalidad con trabajos y exámenes. «Nosotros le empezamos a ayudar con las tareas, a adelantar los cuadernos, lo que necesitara para que no se quedara atrás». Y lo logró. Y es que Falcao nunca iba a medias. Cuando les ponían a hacer el test de Cooper en clase de educación física, Maicol, Hernán, Camilo y Nicolás aprovechaban para parar en la panadería y hacer tiempo, mientras Radamel era el único del curso que sí terminaba la prueba.

Para rematar, lo hacía en menos de nueve minutos. «Una vez tuve un accidente en la ruta y me enyesaron una pierna, y Falcao me cargaba todos los días en el colegio. Esa es la clase de amigo que es». Hoy, el fútbol los mantiene unidos. Maicol es periodista, y recuerda que en 2006, cuando estaba haciendo sus prácticas en Caracol radio y tenía que entrevistar a algún personaje famoso, llamaba a Falcao porque era el único que conocía. Ahora, con el profesionalismo que lo caracteriza, Falcao le da una entrevista fija al año. «Es la manera de Falcao de apoyarme sin darme ventaja. Es lo justo».

Para poder verse, las agendas no siempre se alinean, pero si hay algo que Maicol rescata de Falcao, es que siempre que puede venir a Colombia, busca tiempo para sus amigotes. «Seguimos encontrándonos en Crepes, o vamos a Galería Café Libro en el Parque de la 93, dependiendo del cuadro de seguridad que tenga Falcao en el momento».

«Él no ha cambiado, sigue teniendo el mismo corazón de siempre. Es una persona sencilla, humilde y sensible. Su vida no ha sido fácil; él tuvo que dejar muchas cosas. Por eso prefiere estar con los suyos». Los muchachos, con Falcao en la distancia, buscan reunirse para verlo jugar. «Si podemos hablar después, lo llamamos y le comentamos cómo lo vimos, lo felicitamos, pero si hay que decirle alguna falla, se la decimos». Porque más allá de la estrella de fútbol, Falcao sigue siendo amigo de sus amigos.

 

últimas noticias

¿Cómo revivir la pasión con tu pareja?

Las ventajas de la masturbación femenina

Los suplementos de la mujer