Falcao, una marca internacional

Sobre héroes y marcas.
Falcao, una marca internacional

juan carlos ortizCrecí rodeado de Garcías. Eran los años ochenta. Leía las novelas y los cuentos de García Márquez, veía el Minuto de Dios con el Padre García-Herreros, escuchaba a Sui Generis y a Charly García, me inspiraba con los poemas de García Lorca y todos los domingos disfrutaba, en el estadio Nemesio Camacho El Campín, con mi equipo, Santa fe, donde jugaba como defensa central un samario llamado Radamel García.

Décadas después aparecería en el panorama internacional del fútbol su hijo, Falcao García, delantero goleador pero, sobre todo, muy colombiano y de calidad de exportación, con el potencial para convertirse en una de las marcas globales más representativas e inspiradoras del momento.

Existe una estrecha relación entre las marcas y los seres humanos. Las marcas siempre se deben analizar como personas: con alma, corazón, personalidad y habilidad. Pero las personas también se deben analizar como marcas. Estas personas deben tener una composición equilibrada, deben poseer talento y también una calidad humana. Ninguna de las dos funciona sola. He conocido grandes talentos, pero con problemas humanos, conflictivos, confusos, disociadores. También he conocido buenas personas sin talento. Es en esta mezcla que se produce el éxito de la persona como marca. Y Falcao claramente posee este equilibrio.

Si nos remitimos a la hiperconectividad global de las redes sociales y de los blogs, vemos que Falcao tiene aproximadamente ocho millones de menciones en el último año, lo cual representa 22 000 menciones al día, casi 1000 por hora.

El 90 % de las menciones aparecen en Twitter y se componen de la siguiente manera:

COLOMBIA 28,7 % ESPAÑA 11,5 %

INDONESIA 8,2 % REINO UNIDO 8,1 %

EUA 6,5 % BRASIL 3,6 %

MÉXICO 2,4 % FRANCIA 2,2 %

NIGERIA 2,0 % OTROS 20,8 %

Falcao puede tener corazón colombiano pero ya es una marca mundial, una marca del planeta tierra. Y como marca debe tener su personalidad clara y su propósito definido. Esa es la manera de generar conexión creíble entre las marcas y las personas. Nada más peligroso que una marca con esquizofrenia, que un día habla de una manera y al día siguiente cambia. El amor y la lealtad por las marcas se genera por su credibilidad, por su confianza y por su consistencia.

Si vemos el contexto competitivo de Falcao, podemos observar que sus dos grandes rivales globales son Messi y Ronaldo. Messi, quien se mueve por las casi 52 millones de menciones, pertenece al territorio de los superdotados. Messi posee unas condiciones de nacimiento que lo ubican en el área de los biotipos especiales: sobrenaturales, genios, pequeños y zurdos, los cuales no aparecen todos los días para brillar e inspirar. Por otro lado está Ronaldo, con 32 millones de menciones, el prototipo del atleta perfecto: alto, fuerte, potente y con una tonalidad de rebeldía, vanidad y egolatría.

Hoy ellos dos son marcas más maduras y desarrolladas que Falcao pues, además de sus evidentes condiciones, pertenecen a los equipos de mayor competitividad y visibilidad mundial: Real Madrid y Barcelona. Además, ya han participado en mundiales de fútbol, lo cual los ha catapultado como marcas con propósitos muy claros y únicos.

Falcao es una marca más joven, en desarrollo, en construcción, y con un potencial inmenso de crecimiento. El territorio de Falcao es distinto. Él no nació superdotado, como Messi, ni es un atleta perfecto, como Ronaldo.

Falcao es un ser humano normal que, con talento, gran disciplina y tenacidad, ha construido su capacidad de gol, fuerza y potencia. Viene de atrás hacia adelante, no nació en un contexto perfecto, pero es un luchador que con hambre ha demostrado que todo se puede lograr. Su personalidad tiene la capacidad de conectar con millones de seres humanos que también la pelean día a día para salir adelante.

Falcao se puede convertir en el emblema del «Impossible is Nothing», tal vez como el mantra de Adidas: «Algunas personas escuchan su voz interior en lugar de escuchar lo que los otros dicen. Estas personas nos enseñan que una vez que uno se traza una meta, a pesar de las críticas que te pueden hacer dudar, está bien creer que no existen el “no creo”, el “no puedo” o el “no es posible”. Siempre es mejor creer… porque imposible es nada».

Falcao puede ser un inspirador masivo de valores humanos, de lucha, de actitud y de ganas que, sumadas al talento, llegan a ser más fuertes que el talento mismo. Y si a esto se le agrega que va a tener la exposición de su primer mundial de fútbol, Brasil 2014, y que ojalá tenga la oportunidad de jugar en uno de los clubes de primera línea, en términos de visibilidad podrá llegar a convertirse en una de las marcas más influyentes, queridas y valiosas del planeta.

Falcao tiene en sus manos la varita mágica del guerrero, del emergente, de la calidad humana. De haber comenzado como un Juan Valdez, ahora podrá saltar a convertirse en un Don Juan de la Lucha o en un Don Juan del Gol. Pocos como él pero, sobre todo, pocas marcas con su potencial, nutrido en valores para impactar a las personas.

 

últimas noticias

¿Cómo revivir la pasión con tu pareja?

Las ventajas de la masturbación femenina

Los suplementos de la mujer