Paul Schrader, lecciones de un guionista de cine

Uno de los invitados más importantes del Festival de cine de Cartagena aclaró el panorama para los miles de escritores novatos que escucharon su conferencia: "la crisis ahora es de forma, no de contenido" Normal 0 21 false false false ES-CO X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}
Paul Schrader, lecciones de un guionista de cine

Paul Schrader ha escrito y dirigido películas de todo tipo. Se le midió al tema religioso (La última tentación de Cristo), rescató el tema de la lealtad y los valores en The Yakuza y  abrió las calles de Nueva York para inmortalizar una frase que escribió en un papel “¿are you talking to me?” (¿está hablando conmigo?), pronunciada por Robert De Niro en Taxi driver.

Con una trayectoria de casi 40 años haciendo cine, Paul Schrader aterrizó en el Festival de cine de Cartagena para convertirse en uno de los miembros del jurado que escoge la mejor película del festival y , por supuesto, para ofrecer una charla sobre su oficio, la escritura del guión.

A la charla, atiborrada de jóvenes estudiantes incrédulos ante la presencia del estadounidense, Paul Schrader llegó como si se tratara de una clase universitaria. Antes de su intervención proyectó un video con escenas memorables de su trabajo cinematográfico. Después dio paso a su cátedra, sin opción de preguntas al principio, y se dedicó a impartir varias enseñanzas sobre la nueva forma de narrar y las demandas contemporáneas del mundo del cine, haciendo especial énfasis en el deber de los escritores de mirar hacia adelante y apartarse un poco del romanticismo de la época antigua. Estas fueron sus reflexiones:

-    El siglo XXI se está convirtiendo en algo más , se están dejando atrás los teatros, ellos se están convirtiendo en tiendas de libro o casa de ópera. Eso significa una nueva forma de contar historias, una nueva percepción

-    La tecnología cambia la forma como funciona el cerebro, con la llegada de todas las innovaciones tenemos que hacer todo de nuevo.

-    Es difícil hablar de escritores porque estamos envueltos en un sistema muy cambiante, estamos haciendo todo de nuevo, todo lo que aprendimos antes no se hace más.

-    En el cine estamos ante el final del capitalismo moderno, ahora todos pueden hacer películas que nadie paga, que nadie financia, por eso la crisis se ha volcado a la forma y no al contenido, como era antes.

-    La tecnología cambió las reglas de juego. Hoy una película puede ser un solo plano, una película puede tener dos actores nada más, todo por la tecnología.

-    A los que me piden consejos sobre cómo debería ser un escritor les digo: piensen en términos de lo que haría un ser de esta nueva era, de esta nueva generación, no se fijen tanto en el pasado. Ahora, esto no significa que no estudien el trabajo de sus antecesores, sería tonto no hacerlo, pero los retos son otros, la historia les exige otro pensamiento, no pueden desconocer esto. 

 

últimas noticias