Mamá: moderniza tu armario y siéntete joven

Este mes es la oportunidad ideal para examinar el armario, redefinir el estilo y verse modernas sin tratar de verse más jóvenes que sus hijas.
Mamá: moderniza tu armario y siéntete joven

Cuando tienen hijos, algunas mujeres se dedican tanto a ellos que se olvidan de sí mismas y descuidan su apariencia. Otras, por evitar inconscientemente el paso del  tiempo, terminan copiando el estilo de sus hijas y lucen disfrazadas. 

Ninguno de estos escenarios es aceptable, pero en esta oportunidad vamos a concentrarnos en el segundo por la sencilla razón de que la cualidad más poderosa que tiene una mamá es precisamente esa: ser madre. Y esto no significa dejar de ser femenina, ni atractiva, y, mucho menos, dejar de ser ella misma. 

El error de muchas es asociar el rol con vejez, y acuden a un guardarropa demasiado juvenil para camuflar dicha inseguridad. El problema está en que, cuanto más jóvenes trates de lucir, más insegura te van a ver. La manera más sensata de verte modernas sin parecer que llevas el ropero de tus hijas es escogiendo ropa que se adapte a tu edad y a tu estilo de vida.

En esta medida el cuero, los tacones y las faldas son más que bienvenidos. Es solo cuestión de saberlos llevar. El secreto para ser una mamá a la moda no está en exigirse sino en conocerse. Para empezar, ten en cuenta:

La comodidad ante todo. La ropa totalmente ceñida al cuerpo es para las adolescentes. Una cosa es forrarse y otra mostrar su figura. El secreto está en un buen talle. Los pantalones bota tubo, de pierna ancha y capri son los mejores aliados. Es recomendable evitar los jeans sin bolsillo porque ensanchan las caderas, y recordar que los adornos (en especial los grandes) tienen una connotación infantil que solo funciona en menores de edad.

Cuidar las proporciones. Al poner en práctica el punto anterior es imperativo que la blusa o camisa que complete el atuendo sea holgada y no muy escotada. No es cuestión de recato, sino de equilibrar y enfocar la atención en un solo punto. Lo mismo funciona al usar faldas: si va a llevar una corta, asegúrese de que el largo esté más cerca de las rodillas que de las nalgas.

Las faldas sueltas, las midi y las largas son una opción moderna y elegante.

No te sobreactúes con los colores. Para salir de la monotonía y seriedad que el negro, el gris y el azul le dan a su imagen, los tonos pastel son la mejor opción. Juega a llevarlos por bloques, así te verás fresca y divertida. Eso sí, evita abusar de los rosados y violetas porque le restan sensualidad.

Diviértete con los accesorios. Los collares, aretes y pulseras son el complemento con el que puede sumar estilo y restar edad sin caer en el ridículo. Solo asegúrate de que el tamaño sea apropiado a su figura y de no usar todo al tiempo, para evitar verse recargada. 

Camina con paso firme. Si vas a usar tacones, lo mínimo que debes hacer es saber caminar con ellos. Hoy en día la altura es cada vez mayor, así que lo mejor es no intentar acrobacias y optar por un tacón cómodo. Juega con los colores y diseños y evita tonos neón.

 

Foto: Youtube.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial

El cinturón: la clave para verte más delgada

Las 'Concept Stores' más imponentes de Bogotá