Catalina Escobar: una mujer que lucha para salvar la vida de los niños

Es consciente de la realidad que azota a centenares de familias colombianas. Su principal objetivo: la niñez. 
Catalina Escobar: una mujer que lucha para salvar la vida de los niños

Administradora de empresas, filántropa y líder nacional.

Cada embarazo adolescente es una tragedia. Para empezar, las mamás corren peligro. Luego, si ellas resisten el parto, los vulnerables son los bebés, que deben luchar por sobrevivir en hogares que por lo general son disfuncionales y no solo carecen de recursos económicos para mantenerlos sino de la educación para criarlos adecuadamente. La situación de estas familias es tan dramática que muchas veces los niños mueren porque los padres no consiguen 60.000 pesos para la medicina. En otras ocasiones, los chiquitos se aferran a la vida, pero sus madres vuelven a caer en el error de quedar embarazadas y esto no hace más que perpetuar su condición de pobreza. Hace 13 años, sin embargo, Catalina Escobar abrió los ojos y fue consciente de esta realidad que azota a centenares de familias colombianas.

Una vez vio el problema de cerca, no pudo ignorarlo y tuvo que actuar. A partir de ese momento, supo que entregaría todos sus conocimientos, todas sus ganas y todo su corazón para salvar la vida de miles de niños que morían por falta de recursos en los hospitales de Cartagena. Para ello creó la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar, una organización que, desde un principio, fue concebida como una empresa que debía ser auto sostenible para así apoyar a las familias con madres adolescentes que son marginadas del desarrollo de su comunidad. Investigó, estudió, trasnochó.

Aprendió todo lo que pudo acerca de mortalidad infantil y embarazo de adolescentes. Indagó acerca de las políticas mundiales que protegen los derechos de las poblaciones menos favorecidas. Trasnochó un poco más y, finalmente, puso en práctica toda la teoría para crear proyectos que le ayudaran a alcanzar los dos objetivos que se había propuesto: reducir las cifras de niños fallecidos por causas prevenibles y educar a las madres adolescentes.

En 2012, su generosidad y su trabajo fueron premiados: CNN vio el fruto de su entrega y, entre más de 45.000 nominados de 100 países, fue la única hispana elegida entre los diez finalistas del prestigioso concurso CNN Héroes. Se lo merecía: su fundación había logrado que alrededor de 2.000 madres adolescentes se convirtieran en mujeres empoderadas, responsables de su sexualidad y capaces de generar sus propios ingresos. Además, salvó a más de 2.500 niños y atendió en su centro médico a 93.000 de ellos.

Por haber quedado entre los 10 finalistas, la fundación ganó 50.000 dólares que Catalina ha utilizado estratégicamente para seguir salvando vidas e inspirando a jóvenes y mujeres cuyas historias dan un giro de 360 grados una vez ponen un pie en las instalaciones de ese segundo hogar.

Fotos: Gustavo Martínez, David Micolta, AFP, Archivo Cromos y Archivo particular

 

últimas noticias

Opciones para ser expertos en cocina

Beneficios de la vela de soya

El chile: el rey de la comida mexicana

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano