Colores navideños para tu hogar

¿Aún no sabes con qué colores decorar tu casa? Toma nota.
Colores navideños para tu hogar

Cada año las tendencias en decoración navideña se renuevan y los colores que se imponen varían para que cada cual se ajuste a sus preferencias. Este año vienen con fuerza tonos fríos como los azules y púrpuras aunque para los más clásicos también hay opciones.  

 

Para estar al día con las tendencias El aguamarina es el color protagonista de la navidad del 2013. Bolas, moños y velas en este tono le dan un ambiente invernal a los espacios. Se complementan con tonos frescos como el turquesa, el azul hielo y el pistacho.

El brillo hace parte de las fiestas navideñas y este año los tonos plateados son los encargados de darle resplandor a la decoración. Se complementan perfecto con el blanco y en conjunto le dan un toque moderno y fresco al decorado.

 

 

23536769_xxl

 

Para los tradicionales Los eternos favoritos, el rojo y el verde, aunque han sido desplazados de muchas casas, se han renovado para los más tradicionales. El rojo se combina con tonos naranja y marrón, que brindan una atmósfera elegante y festiva. Se puede jugar con el verde en diferentes tonos para darle una apariencia de follaje a los adornos y evocar a la naturaleza con la decoración.

Los colores tierra como el moka, berenjena y café son un buen complemento para el rojo y el verde. El oro y cobre proporcionan una iluminación indirecta y muy elegante. 

 

Para los más sobrios Los tonos intensos de púrpura, ciruela y bayas en árboles, coronas y guirnaldas son tonalidades elegantes que se ajustan muy bien en espacios con una decoración clásica y tradicional. 

Tanto el dorado como el plateado la van muy bien con estas tonalidades y le aportan el brillo navideño a la decoración.

 

Bling - bling La iluminación es clave en navidad, llena espacios y le da la terminación perfecta a los ambientes. Este año las luces frías siguen mandando la parada pero las cálidas vienen a reclamar su espacio. Luces cálidas y frías se mezclan para darle un contraste a la temperatura y un aspecto más elegante a la decoración.