Tips para que tu sonrisa sea la más linda de todas

*Dientes con manchas o pigmentaciones causadas por el consumo de cigarrillo, bebidas negras o por algunos medicamentos pueden recuperar su color natural con nuevas técnicas de blanqueamiento dental.*  
Tips para que tu sonrisa sea la más linda de todas

El odontólogo determinará qué tipo de tratamiento es el adecuado para su paciente, pues todo depende del agente que haya causado el cambio de color en los dientes. Los seres humanos tenemos dispuestos genéticamente el color de los dientes. En algunos individuos es más oscuro que en otros, tienden a ser grises, naranjas o amarillos. El color natural no puede cambiarse mediante técnicas de blanqueamiento; sólo es posible aclarar el matiz dentro de la misma gama de color. Los dientes más blancos son los que poseen una capa de esmalte más gruesa, si se trata de un diente grande con mucha maza de dentina (tejido anterior que está por debajo del esmalte) y poco esmalte, ese diente será de color amarillento. 

Ciertas pigmentaciones son llamadas intrínsecas porque afectan no sólo la capa superficial del diente, sino que además involucran la dentina, la cual es más interna que el esmalte, esto sucede con el consumo de antibióticos como la tetraciclina, que penetran en los dientes.  En estos casos conseguir un resultado ciento por ciento satisfactorio es más difícil. 

Recuerde que para tener dientes sanos y saludables es fundamental una adecuada higiene oral y visitar cada seis meses al odontólogo.

Técnicas de blanqueamiento dental

Aunque existen en el mercado diversos productos desmanchadores de dientes en crema o en polvo, según los especialistas, estos pueden presentar algunos riesgos debido a los fuertes agentes abrasivos que contienen, podrían incluso remover el esmalte dental y por eso no es aconsejable usarlos diariamente, sólo una o dos veces por semana.

Tienes dos formas de blanquear los dientes, desde casa o clínica. Los blanqueamientos en clínica se realizan sobre dientes vitales (los dientes que mantienen la pulpa dentaria o el nervio) o no vitales (dientes con traumatismos). Las técnicas más comunes son aquellas que utilizan geles blanqueadores, algunos  se activan con luz.  

Geles para utilizar en casa

Los geles de peróxido de carbamida se aplican por períodos de tres a cuatro horas diarias en la casa u oficina del paciente, quien llevará cubetillas en su dentadura con la sustancia y en una semana de aplicación, ya verá resultados.

Con geles de peróxido de hidrógeno, la técnica es un poco más agresiva pues aplica calor para estimular la superficie del diente. En este tipo de procedimientos se debe aislar la pieza trabajada con una resina especial que se polimeriza (endurece), evitando así el contacto del peróxido de hidrógeno con la encía y, de paso,  una quemadura química.  

 

Rayo Láser

La técnica con láser dental es un rayo de luz altamente enfocado que remueve o vaporiza tejido infectado. La luz enfocada del láser viaja a través de fibra óptica a una pieza de mano, pero sin fresa, que el odontólogo dirige hacia la caries. La luz del láser de diodo activa el gel del blanqueamiento dental (H2O2) lo que produce su descomposición química y acelera su penetración en el esmalte. Sin embargo, la utilización del láser de diodo en este campo no reduce la aparición de sensibilidad dentinaria. 

Luz ultravioleta

Se aplica un gel en cada diente y luego la  luz ultravioleta activará el peróxido aplicado sobre los dientes. En casa se continúa el tratamiento con la aplicación de un gel sobre los dientes que se debe dejar media hora.

El blanqueamiento dental Beyond utiliza una luz fría de alta intensidad con una onda de 480 a 520 nm. La luz es filtrada para apartar los rayos UV y los infrarrojos. El proceso tiene una duración de media hora y oxida 16 o más dientes para devolverles su color original. Dependiendo de los cuidados del paciente, los efectos pueden durar por lo menos dos años. Es un tratamiento efectivo y muy solicitado porque arroja resultados en corto tiempo.

 

Tips dentales:

- Antes de emprender cualquier técnica de blanqueamiento, asegúrese de que sus dientes estén libres de caries y problemas en las encías.

- No olvide que respecto al blanqueamiento casero, para que resulte efectivo y brinde seguridad, debe ser supervisado por un profesional. 

- Evite  el consumo excesivo de bebidas con colorantes oscuros (como el café), el cigarrillo y de  medicamentos como  tetraciclinas. 

- Cepillarse lo dientes tres veces al día y el uso de seda dental nunca pasarán de moda.

- Las cremas dentales y el enjuague bucal con blanqueador son un buen complemento. Esto ayuda a mantener los dientes blancos una vez hecho el tratamiento.

 

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Cajas de sorpresas