Postales de belleza con Kathy Sáenz: relajación

La simplicidad de la vida cotidiana le abre paso a la creatividad y el confort. ¡Para poner en práctica!

Postales de belleza con Kathy Sáenz III: relajación

Estirar es descansar

Estirar el cuerpo en la comodidad de la cama es enviarle un mensaje de confort. Es dejar los músculos y los huesos en posición de descanso. Un gesto de cuidado para la espalda. 

 

_DMS0100-bn

 

1. Dobla las piernas y estira la espalda y el cuello, como si fueras a dar un saludo. Cuida bien los puntos de apoyo, con manos y rodillas firmes sobre el colchón.

 

_DMS0109

 

2. Eleva tu cuerpo a la manera de una plancha, para estirar a placer manos, piernas y espalda. Aquí no se vale el esfuerzo físico. La idea es que sientas gusto y no cansancio. 

 

_DMS0118

 

3. Ahora, reposa el cuerpo, apoyada en los antebrazos. Estas rutinas son más breves, porque no se trata de agotar el cuerpo, si no de prepararlo para el descanso. 


Lista para soñar

No se necesita más que almohadas para relajar el cuerpo y decirle al cerebro que llegó la hora de dormir. ¿Qué tal aplicar en la ropa de cama un spray relajante de verbena o lavanda? 

 

_DMS0160

 

1. Ya el cuerpo recibió todos los mensajes que le dicen: ¡descansa! Aquí no se requiere movimiento alguno. Un buen equipo de almohadas será tu aliado. 

 

_DMS0167

 

2. Estirar la espalda y dejar la mente en blanco. No hay posición más relajada que esta. Las manos caen sin ningún tipo de peso en ellas. Abre y cierra las piernas. 

 

_DMS0174

 

3. Cierra los ojos y deja que la espalda reciba el estiramiento y descanso que le ofrecen las almohadas. La cabeza también se deja caer con suavidad, para permitirle un estado de relajación máximo. 

 

Fotos: David Schwarz.

 

 

773355

2017-03-24T08:58:33-05:00

article

2017-05-24T12:06:07-05:00

cromos

Beatriz Arango

Estilo de Vida

Postales de belleza con Kathy Sáenz: relajación

49

5325

5374