Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 11 horas

Fredy Rivera, el mapero que conecta al mundo

Su habilidad para crear mapas y subirlos a internet ha servido para que rescatistas de diversos lugares del mundo estén conectados para atender las emergencias. Fredy es el ganador en la categoría Tecnología y Conectividad.

Fredy Rivera, el mapero que conecta al mundo

Después de hablar más de una hora sobre su trabajo, sus hobbies, y lo que le apasiona, Fredy Rivera resume su quehacer en el mundo a “vivir en sábado por la tarde”. Sostiene que la clave está en disfrutar lo que hace y amar la tranquilidad. 

Me dijo que laboralmente vive de crear soluciones tecnológicas e informáticas, pero a la hora de definir su formación profesional advierte que es cocinero; que alguna vez trató de estudiar publicidad para obtener un título, pero que el día que se dio cuenta de que asistir a la universidad le estaba quitando el tiempo para aprender, se retiró. 

Fredy es aficionado natural a los mapas, está en su ADN, de hecho cuenta que su madre, una educadora pensionada, le inyectó ese amor por la ubicación y la identificación intangible de dónde se vive. Recuerda que en la mesa del comedor de su casa, su mamá le enseñó, y él aprendió de memoria, el croquis de Colombia y el del Tolima. Desde esa época, además de coleccionar mapas, los dibuja. No es extraño verlo hoy como líder de la plataforma OpenStreetMap, la comunidad global internacional que trabaja en la elaboración de un mapa gratuito del mundo. En efecto, estamos frente a un joven genio y autodidacta.

 

_DMS6753

“Yo no creo que el campo necesite que le manden médicos, yo quiero que los médicos salgan del campo, que los líderes de mi vereda se formen, que puedan trabajar donde quieran”.  

 

En el segundo piso de su casa, ubicada en la vereda Pérez Alto, de Pereira, opera la Fundación Vivir en el campo. Allí, Fredy tiene un arsenal de computadores en los que aprendió a hacer mapas y compartirlos con más de un millón y medio de usuarios como él. Cuando ocurrió el terremoto de Haití, le grabó el mapa de Puerto Príncipe en un GPS a un amigo voluntario que fue a la zona de tragedia. Un par de días después, recibió un correo en el que le revelaron que la herramienta había sido vital para los rescatistas y los bomberos de Nueva York y le pidieron actualizarla.Entonces convocó a la comunidad y en 72 horas tuvieron toda la cartografía del país. Así nació The Humanitarian OpenStreetMap Team, que hoy coordina toda la información para atender los desastres en el mundo, cuenta este mapero colombiano.

Después de almorzar y de contarme su experiencia de vida en Europa, Fredy me habló de la necesidad de que el campo colombiano tenga las mismas oportunidades tecnológicas que la ciudad y esa es otra de sus obsesiones. Fredy diseñó una red de telecomunicaciones autónoma, comunitaria y gratuita que opera desde su casa y a través de un servidor, les permite a los niños de las veredas como Arabia, Altagracia o la Gramínea, consultar Wikipedia desde sus computadores o sus teléfonos para hacer sus tareas o aprender inglés.

Al día siguiente hicimos trabajo de campo y en su viejo Land Rover, que duró más de un año en reconstrucción, Fredy carga tubos, alambres, cables, terminales y nodos para activar una nueva terminal de la red y hacer el mapa del sitio. En su sombrero de explorador amarra una cámara Go Pro y en un GPS registra lo que ve en cada paso para luego levantar el mapa físico. Después, elige el sitio más alto del lugar para instalar el nodo, que les permitirá a los niños hacer cualquier consulta. Para alguien de la ciudad puede parecer trivial, pero para estos niños del campo es toda una revelación.    

Fredy financia la red con su bolsillo, de hecho los últimos nodos que instaló en la vereda Yarumal salieron de un premio internacional. Ese es privilegio de “vivir en sábado por la tarde”, en donde y lo único que trasciende es la felicidad al final de la semana. 

 

Palabras de ganador

Este premio es para una comunidad que lleva más de ocho años creando el mapa libre del mundo y de Colombia, para ser usado para cualquier propósito, incluso para la prevención de desastres en un país que busca alternativas de conectividad. Desde nuestra comunidad queremos repensar nuestra vocación de desarrollo. Yo no creo que el campo necesite que le manden médicos, yo quiero que los médicos salgan del campo, que los líderes de mi vereda se formen, que puedan trabajar donde quieran.  

La lección que me deja pasar por Titanes es que hay gente construyendo país.

No es cuestión de inspirar a los demás. Yo busqué más de treinta años cambiar el mundo, pero cuando me aproximé a este cambio, empecé por cambiarme yo. Es una responsabilidad de cada persona. Yo no quiero cambiar a la gente, mi lucha empieza por el cambio personal, por amar la vida, por respetar animales, por ver a la gente en igualdad de condiciones. Como prófugo de la ciudad, doy gracias a los campesinos por haberme adoptado. 

Hace poco recibimos el premio de movilización social digital de parte de David Luna, Ministro de Tecnologías de la Información, y me preguntó ¿cómo hice para llegarles a los campesinos? Le respondí con estas palabras: “me volví campesino”. Soy parte de una comunidad que me abrió las puertas.

La inversión social es rentable. El mejor negocio que pueden hacer los empresarios es invertir en el campo, en la paz, en un nuevo modelo de desarrollo en el que el campesino tenga igual oportunidad de construir nación que un habitante de ciudad. 

 

Foto: cortesía Caracol. 

 

773534

2015-12-18T17:19:44-05:00

article

2016-02-09T16:52:49-05:00

mfranco_250925

cromos

Carlos Eduardo Barragán Rozo

Fredy Rivera, el mapero que conecta al mundo

44

7272

7316