Crema de brócoli y arvejas con leche de coco y plátanos rebozados

Nuestra chef Juanita Umaña facilita tu día con esta deliciosa y nutritiva receta. ¡Toma nota!
David Schwarz

Ingredientes:

(Para 4 a 6 porciones)

 

- 2 cucharadas de aceite de oliva

- ½ taza de pimentón rojo cortado en cuadros pequeños

- 3 cucharadas de cebolla blanca finamente picada

- 4 tazas de arvejas

- 5 y ½ tazas de brócoli cortado en pedazos pequeños

- ½ taza de leche de coco

- 7 y ½ tazas de caldo de pollo o de vegetales

- 2 cucharaditas de ralladura de limón

- Sal y pimienta

 

Ají casero:

 

- 2 y ½ cucharadas de cebolla larga finamente picada

- 1 y ½ cucharadas de tomate rojo sin semillas cortado en cubos pequeños

- 1 cucharada de cilantro finamente picado

- 4 cucharadas de agua fría

- ½ cucharadita de ají de árbol verde o rojo finamente picado

- sal al gusto

 

Para los plátanos rebozados:

 

- 1 y ½ plátanos verdes pelados y cortados en 8 medallones de 3 cm

- 3 huevos batidos

- Sal y pimienta

- ½ aguacate pequeño cortado en rodajas o en cubos pequeños

 

Preparación:

 

1. En una olla ponga a calentar el aceite. Sofría la cebolla y el pimentón a fuego bajo por 2 minutos. Agregue la arveja, el brócoli, la leche de coco y el caldo. Cocine a fuego medio hasta que los vegetales estén totalmente cocinados. Licúe la sopa y cuele. Ponga nuevamente la crema en la olla. Reserve.

2. Para hacer el ají casero, mezcle todos los ingredientes en una vasija. En una olla con aceite caliente fría los plátanos hasta que estén blandos. Retírelos y séquelos. Póngalos entre una bolsa plástica y aplánelos. Bata los huevos con sal y pimienta y sumerja cada tajada en el huevo. Fría los patacones en el aceite hasta que estén dorados. Seque con una toalla de papel.

3. Caliente la sopa y añada ralladura de limón, sal y pimienta al gusto. Sirva en cuatro platos hondos y ponga las tajadas de aguacate sobre la sopa y si desea agregue 1 cucharadita de ají sobre el aguacate. Acompañe con dos patacones rebozados.

 

 

11377570_xl

 

Beneficios del brócoli

Existen varias razones para consumir brócoli. La mas importante es la cantidad de propiedades nutritivas y medicinales. Es bueno para la salud y puede ser también un plato delicioso. El brócoli posee una textura crujiente y un color fabuloso que lo hace resaltar en ensaladas. Es una col noble, que acompaña bien preparaciones con carne, pollo y pescado. Es un producto económico, fácil de preparar y ayuda a satisfacer apetitos voraces sin engordar.

Lo importante es darle la cocción adecuada para que quede al dente y no pierda su color y propiedades. Cuando se sirve frio es delicioso al mezclarse con queso o frutos secos. Le va muy bien con las vinagretas de frutas y mostaza. Se puede servir caliente de muchas formas: salteado, al vapor y gratinado.

 

Datos útiles:

1. El brócoli es un vegetal que se encuentra todo el año en los mercados. Cuando lo escoja, tenga en cuenta que el color debe ser verde oscuro; el tallo, de textura firme, y los ramilletes, de flores bien apretadas. Evite los de tallos blandos, fibrosos, y las flores de color amarillento.

2. Una forma fácil de conservar fresco el brócoli es guardarlo en una bolsa con pequeños orificios en el cajón de la nevera durante cuatro días. Si lo va a congelar, debe cocinarlo antes en agua y sal por tres minutos. Deje enfriar y guárdelo en una bolsa con cierre, en congelación.

3. La mejor forma de cocinar el brócoli es cortar el tallo y las flores aparte. Vierta agua en una olla y dos cucharaditas de sal. Cuando hierva el agua añada primero el tallo y unos minutos después las flores del brócoli. No cocine en exceso el brócoli porque perderá el tono verde, las vitaminas y la textura. Además emite un olor desagradable.

4. Los tallos de brócoli son deliciosos, ricos en fibra e ideales para ensaladas, cremas, sopas y salteados con otros vegetales. Si el tallo esta muy grueso y de textura leñosa, puede retirar la piel que lo recubre con un cuchillo pequeño y después cortarlo en trozos pequeños.

 

¿Sabías qué?

El mousse de brócoli con tomates secos es apetitoso y fácil de hacer.

A. En una olla ponga a calentar bastante agua con ¼ de cucharada de sal. Agregue 3 tazas de arbolitos pequeños de brócoli y cocine hasta que estén tiernos. Cuele y refresque en agua fría.

B. En el vaso de la licuadora o en el procesador de cocina, ponga el brócoli, 1 taza de crema de leche batida, 4 huevos batidos, 2 cucharaditas de mostaza, 1 cucharada de cebolla roja finamente picada, sal y pimienta. Procese hasta obtener una mezcla homogénea. Ponga la mezcla de brócoli en una vasija y agregue 1 y ½ cucharadas de tomate seco cortado en pedazos pequeños, 1 y½ cucharadas de almendras picadas y ½ taza de queso parmesano. Si es necesario, añada más sal y pimienta.

C. Engrase ligeramente 8 recipientes. Vierta la mezcla de brócoli y hornee a baño María por 45 minutos. En la mitad de la cocción, ponga un papel encerado o aluminio sobre los moldecitos para evitar que se doren en exceso. Retire del horno y deje enfriar por 5 minutos. Desmolde y sirva.

 

Foto: David Schwarz

 

últimas noticias

Entre $30 mil y $50 mil, se va a la fija

Cebollas crocantes a las finas hierbas