¿Tu relación está en peligro?

Existe un tercero en tu relación, presta atención a esto.
El porqué de los celos

Los celos son ese sentimiento inevitable presente en casi todas las relaciones de pareja. Según la Real Academia de la Lengua Española, los celos son la "sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada haya mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra". Son una ansiedad permanente y desconfianza continua, mezclada con inseguridad y miedo de perder a ese alguien amado.

"Los celos son perfectamente normales. Todas las personas lo hemos experimentado en diferentes momentos de la vida. Son comunes tanto en hombres como en mujeres, aunque los hombres tienden a demostrarlos más abiertamente o con enfrentamientos más directos", explica la psicóloga Viviana Rodríguez.

Cuando los celos se expresan con comportamientos irracionales (agresividad e indiferencia), el origen de esta conducta está en la autoestima. "Lo que pensamos de nosotros nos lleva a creer que no somos tan buenos, bonitos o inteligentes, y tememos a que nuestra pareja piense de la misma manera, por eso nos escudamos en esas conductas".

 

Pero, ¿qué hacer cuando empiezo a sentirlos?

"El primer paso es identificar el origen de esos celos, saber con exactitud en qué situaciones los sentimos y frente a cuáles comportamientos de nuestra pareja". Después será necesario actuar al respecto. "Si esos celos tienen un buen fundamento (si nuestra pareja realmente los está provocando) lo ideal es hablar, comunicar lo que nos pasa y cómo nos sentimos, después de eso vendrá la solución".

Ahora bien, si ese sentimiento no tiene una causa real "lo mejor es ponernos en los zapatos de la otra persona", para así entender que la situación es molesta y no tiene razón de ser.

 

¿Cómo manejarlos?

Recuerda que los celos alejan. Desear controlar todos los movimientos de tu pareja puede significar el fin de tu relación. En cambio de mil llamadas y mensajes controladores, es mejor uno que otro sorpresivo en el que le expreses lo mucho que le amas y extrañas.

Ten presente que tu pareja no debe ser el todo de tu vida. «Ambas partes en la relación deben tener un espacio de privacidad y esparcimiento (trabajo, familia, amigos). De lo contrario, la relación se convierte en una posesión».

La autoestima y seguridad son la clave del éxito sentimental. «Si él o ella te escoge y no a otra persona, ya hay un motivo por el cual sentirte importante». Debes empezar a reconocer y valorar tus cualidades, para así poder trabajar y fortalecer tus defectos.

Hablar sin atacar. "Lo más común es subir el tono de nuestra voz y hacer uso de palabras hirientes. Eso es un garrafal error". Hay que empezar por expresar lo que sientes, y pedir lo que deseas. "Lo mejor, tanto en esta como en todas las situaciones de la vida, es pensar cómo me gustaría ser tratado en esa situación".

 

Estos tips te ayudarán a identificar si eres, o andas, con una persona celosa.

¿A dónde vas?: es la típica pregunta de una persona compulsivamente celosa, la que regularmente viene acompañada de ¿con quién?.

Chequeo de celular y redes sociales: con la idea de que en la relación debe haber confianza, los celosos quieren tener acceso a todas las conversaciones, trinos y contraseñas de su pareja.

Quieren ser tu diseñador: comentarios negativos sobre la ropa que usas son muy utilizados por esas personas posesivas, pero no porque la ropa no te quede, sino porque resalta tus atributos ante los demás.

Todo es «porque te amo»: y en últimas, esta será su razón para justificarlo todo.

 

Foto: Youtube

Temas relacionados