Las personas adictas a los selfies tienen poca actividad sexual

Un estudio holandés reveló que algunas personas comparten más veces sus fotos por redes en vez de tener encuentros sexuales.
Las personas adictas a los selfies tienen poca actividad sexual

800 personas expertas y adictas a las selfies fueron entrevistadas por el investigador holandés Christyntje Gallagher de Van Wageningen University, con el objetivo de descubrir la razón por la cual este hecho es una moda en las redes sociales.

La investigación llamada Het van fotograferen ontbering en eenzaamheid (La gracia y la soledad de fotografiar), encontró que el 83% de los participantes tiene poca actividad sexual. Pues por cada 45 fotos publicadas mensualmente en las redes, solo mantuvieron dos relaciones sexuales en el mismo lapso de tiempo. 

Pero eso no fue lo único. El holandés descubrió además, que las selfies son una manera de pedir ayuda a la inseguridad y el miedo al abandono que invade a los amantes de auto fotografiarse. «Los adictos a las selfies evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismo, utilizando las tecnologías para manipular la imagen real que obtuvieron de sí mismos y así poder vender algo que no existe y sienten ellos, sin entender que la vida no es un photoshop. Se deben utilizar de manera más creativa y eróticamente no dependen del juicio de los seguidores para sentirse realizado», concluyó Christyntjes.

Después de saber esto, ¿te tomarías otra selfie? 

Foto: Instagram

 

últimas noticias