Aprende a protegerte y blindarte de los virus

Más del 50 % de elementos de uso cotidiano son portadores de virus. La limpieza constante en empresas, salones de clase y hogares, puede reducir hasta en un 80 % las infecciones por gripe.
Aprende a protegerte y blindarte de los virus

No solo los cambios climáticos generan riesgo de contagiarse de virus o infecciones. En el ambiente y en lugares donde las personas tienen contacto frecuente como buses, oficinas, baños o ascensores, también se pueden transmitir estas bacterias.

El lugar de trabajo, por ejemplo, es una de las partes donde pueden propagarse fácilmente los virus. El contacto directo con las personas o con elementos que ya tienen el virus, facilita su trasmisión y por consiguiente el desarrollo de la enfermedad.

 

¿Cómo se propaga un virus?

La persona que ya tiene infección respiratoria, al estornudar o tocarse la nariz con las manos, lleva el virus al ambiente o a superficies con las que otra persona entra en contacto. A su vez, el virus entra al cuerpo a través de las manos o directamente del ambiente.

 

¿Cómo prevenirlo?

Acciones básicas como el lavado de manos, el uso de tapabocas entre los empleados que tengan gripe y la limpieza y desinfección frecuente de los objetos de uso común, pueden generar disminución en la probabilidad de propagar las enfermedades.

Fernando Forero, director de HSEQ de Sodexo Colombia, afirma que es necesario tomar precauciones: «es recomendable utilizar pañuelos desechables, desinfectar objetos de uso común como esferos, teclado, teléfonos y elementos en los que pueda permanecer el virus».

En espacios cerrados como empresas, salones de clase, apartamentos, entre otros, es necesario constante mantenimiento y limpieza de los objetos para que los virus no permanezcan en el ambiente, y es fundamental la ventilación adecuada de los lugares.

Según el doctor Forero, «en las oficinas, por ejemplo, es importante hacer mantenimiento a los filtros de aires acondicionados, procurar una ventilación adecuada de las oficinas, evitar el contacto directo con personas enfermas o con objetos que estas utilicen, lavar las manos al llegar a la oficina y hacerlo frecuentemente durante el día. Existen esquemas de vacunación para condiciones y edades específicas, por lo que debe consultarse para saber lo más conveniente».

 

Foto: Latinstock.

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?