Combate la mala memoria de manera natural

No recordar simples detalles como nombres, rostros, rutas y citas son tan solo algunos de los síntomas.
Combate la mala memoria de manera natural

La falta de memoria es un mal común en la sociedad. Hoy en día, este es un padecimiento del que no solo sufren las personas mayores, como se pensaba hace unos años. A diario nos encontramos con personas que olvidan desde un número telefónico, hasta recoger a sus hijos en el colegio, y que constantemente se están preguntando si cerraron la puerta, apagaron la estufa o pusieron alarma a su carro. ¿Por qué? ¿Con qué está relacionado este trastorno?

El paso de los años suele afectar algunas funciones cognitivas del cerebro como la velocidad de procesamiento de los pensamientos, la memoria y la capacidad de encontrar las palabras con igual rapidez. No obstante, las habilidades cognitivas pueden ejercitarse para evitar el normal deterioro asociado.

La estimulación cognitiva puede retrasar la aparición de los trastornos de memoria y de las funciones intelectuales en personas sanas. Algunos consejos para esto son:

-Lleva un estilo de vida saludable.

-Evita los abusos del alcohol y del tabaco.

-Realiza ejercicio físico periódicamente.

-Evita situaciones de estrés.

-Mantén una vida social y cultural activa.

-Realiza ejercicios mentales para mantener tu mente en forma.

 

Ejercicios para mantener la memoria activa:

-Divide la información. Por ejemplo, para recordar un número de 9 dígitos, sepáralo en grupos de 3.

-Recurre a imágenes, sonidos u olores para recordar lo que quieres.

-La repetición de palabras o frases es vital.

-Ejercicios de atención como sudokus activan la capacidad de recordación.

-Focaliza la atención, haz una cosa a la vez.



Selection Of Fresh Vegetables

 

Al igual que el ejercicio y los hábitos saludables, la alimentación juega un papel fundamental en el proceso de recordación. Estos 10 alimentos son considerados mágicos para ayudar mejorar la memoria.

 

Arándanos: poseen antocianinas, un pigmento vegetal que les ayuda a reducir el daño progresivo del cerebro. Además de ayudar a conservar la memoria, previene la demencia senil y el Alzheimer.

Manzanas: son ricas en quercetina, un antioxidante que protege al cerebro de las enfermedades neurodegenerativas. Los beneficios de comer una manzana al día son increíbles: protege al corazón, previene resfriados, mejora la memoria y la capacidad pulmonar. 

Frutos rojos: las moras, gracias a su alto contenido en antioxidantes, estabilizan el azúcar en sangre y tonifican la memoria. Las fresas tienen vitamina C y antioxidantes, poderosos reconstituyentes.

Espinaca: esta verdura es rica en luteína, una sustancia que actúa como protectora de las células cerebrales contra el efecto degenerativo. También contiene ácido fólico, vitamina que ayuda a aumentar la velocidad con que procesamos la información.

Apio: tiene un alto contenido de luteolina, un componente que disminuye los efectos del envejecimiento y a la vez reduce la liberación de moléculas que inflaman el cerebro y podrían provocar la pérdida de memoria.

El pescado: algunos pescados como el salmón, el atún, la trucha o las sardinas, aportan ácidos grasos Omega-3, que disminuye los riesgos de accidentes cerebro vasculares y la demencia.

Chocolate: tiene poderosas propiedades antioxidantes y sustancias naturales estimulantes como la cafeína, que pueden mejorar la atención, concentración y memoria.

Nueces: las nueces y las semillas son buenas fuentes de vitamina E, un antioxidante que está asociado con un menor deterioro cognitivo, sobre todo el que se produce con el paso de los años, por eso se sabe que potencian y mejoran la memoria.

 

Sin embargo, si notas que tu problema de mala memoria es trascendente y sientes gravedad, consulta a tu médico cuando las fallas cognitivas impactan en tu vida cotidiana o ante cambios notorios a nivel cognitivo.

 

Fotos: archivo Cromos.