Los mejores tratamientos terapéuticos para lograr el descanso

En los spa conviven distintos métodos que actúan sobre determinadas partes del cuerpo. Una guía de tratamientos revolucionarios para escoger el más adecuado, de acuerdo con la necesidad.
Los mejores tratamientos terapéuticos para relajarte

Los beneficios del mar

La talasoterapia es un método de terapia que usa diferentes elementos marinos, como agua de mar, algas y barro, para aliviar dolencias y molestias físicas. El agua que se usa se recoge en aguas libres de contaminación. Se usa para tratar padecimientos de las vías respiratorias, problemas dermatológicos, enfermedades degenerativas óseas, rehabilitación postraumática y enfermedades vasculares.
 

 

La medicina de Oriente

La reflexología estimula las señales nerviosas del cuerpo a través de masajes en los diferentes puntos de presión que esta práctica denomina zonas de reflejo. Estos puntos de presión -ubicados principalmente en los pies- se comunican a través de conexiones nerviosas con otras partes del cuerpo. Se usa para liberar el estrés y los desequilibrios del sistema nervioso, como el insomnio y la ansiedad. Es muy útil para liberar las tensiones emocionales y a disminuir la ansiedad.
 

 

Confunde y reinarás

El masaje hawaiano, o masaje lomi lomi nui, estimula los músculos del cuerpo con el fin de relajarlos. Es originario de las tradiciones espirituales de los hawaianos de la Polinesia y una de sus claves es actuar al mismo tiempo en zonas separadas del cuerpo para confundir al cerebro, ya que a éste se le dificulta concentrarse en dos áreas.

 

 

Un método para desconectarse

Los hidromasajes son uno de los tratamientos más comunes de los spa. Se usan para estimular la circulación arterial y los músculos y preparar la piel para la eliminación de toxinas. La terapia de hidromasaje es muy efectiva para combatir el cansancio y estrés y aliviar dolencias derivadas de éstos como el insomnio y la ansiedad. Son muy efectivos para tratar el dolor y secuelas de enfermedades como la bursitis, la artritis y otras patologías óseas y musculares. Se usan también para la disminuir la celulitis y el dolor muscular derivado de la actividad física.

 

 

 

Los más comunes

 

Piedras calientes: Inspirado en las disciplinas orientales que tratan los siete chakras del cuerpo -puntos estratégicos de energía vital del cuerpo humano- este tratamiento utiliza piedras de río calientes y frías sobre puntos específicos como pies, cuello y nuca.  Sirve para relajar y aliviar dolores, aumentar el riego sanguíneo y acelerar el metabolismo celular al liberar histamina, un compuesto químico que actúa sobre el dolor y la inflamación. 

 

. Vinoterapia: En este tratamiento se cubre el cuerpo con envolturas de sudoración en baños termales y se realizan masajes, exfoliaciones y peelings complementarios. Se usan distintos tipos de uvas fermentadas y no fermentadas que se mezclan con vino con fines terapéuticos y estéticos sobre la piel.

 

. La chocolaterapia: Muy popular entre las mujeres, este tratamiento se utiliza para aprovechar las propiedades hidratantes y nutritivas del chocolate en la piel. Es un método drenante y anticelulítico que además relaja el sistema nervioso.

 

 

últimas noticias