¿Quién dijo que los hombres le temían a la depilación?

Tips para quedar como ‘un niño Dios’ allí abajo.
¿Quién dijo que los hombres le temían a la depilación?

¿Deseas que tus partes nobles luzcan más limpias, libres e incluso más grandes? Sigue estos cinco pasos para que la depilada de tu vello púbico salga a la perfección.

 

1. Bajarse la ‘jungla’.  Antes de rasurarse, es importante recortar los pelos al máximo. Si vas a usar una tijera, debes tener mucho cuidado porque la piel de los genitales es delicada. Lo ideal es usar una máquina eléctrica de afeitar en sentido opuesto al crecimiento del vello.

2. Preparar el terreno.  Luego de conseguir el famoso «podadito», lo siguiente es disponer la zona para evitar futuras irritaciones. Aplica agua y después crema de afeitar. De ahí que es recomendable rasurarse durante o después de la ducha.

3. Pasar la cuchilla. Suave, suavemente para prevenir accidentes. Recuerda usar una maquinilla que no tenga mucho uso y así evitarás las irritaciones.  Enjuaga bien la cuchilla después de cada pasada y aféitate siempre en dirección al crecimiento natural del vello.

4. Ojo con el paquete. Tanto en la base del pene como en el escroto (testículos), debes estirar la piel, con la mano que tienes libre, para rasurar estas partes que son las más sensibles. 

5. Consiéntete. Cuando ya no quede ni el más mínimo punto negro, puedes aplicar en la zona una mascarilla de arcilla o cremas post-depilación.

 

Foto: Potatoes are fine

 

También te puede interesar:

¿Qué hacer si a tu hombre no se le para?

La música, el mejor aliado para hacer el amor

Los juguetes sexuales femeninos, el boom del momento

¿Es un error tener sexo en la primera cita?

 

últimas noticias

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?