Seis errores que se cometen al hacer ejercicio

¿Vas al gimnasio pero no ves los resultados?, sigue estos consejos para alcanzar los objetivos deseados.
Seis errores que se cometen al hacer ejercicio

La mayor parte de las personas que van al gimnasio lo hacen, básicamente, por dos razones: salud y belleza. Esta es una elección importante que impacta positivamente la vida de quienes la toman. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones que debes tener muy en cuenta para que los resultados sean gratificantes.

«Las personas piensan que se trata solo de asistir muchas horas y hacer mucha fuerza. No, el entrenamiento y acondicionamiento físico están asociados a la alimentación y disposición mental con la que se llegue al gimnasio», explica Miguel Ángel Laverde, entrenador del gimnasio Fitness Factory y preparador particular.

Según él, los principales errores de las personas al empezar una rutina de ejercicios, son:

 

-No comer nada antes de entrenar

Sin importar la hora a la que entrenes (mañana, tarde o noche), tu estomago no debe estar vacío, pues de esta manera tu metabolismo no se activará correctamente. «Estar demasiado llenos también es malo, por eso lo mejor es comer un snack de entre 50 y 100 calorías», que puede estar en una porción de fruta, queso, yogurt o una tajada de jamón.

 

-No calentar

«Mínimo 15, máximo 45 minutos», es el tiempo que debes dedicar al acondicionamiento de tu cuerpo antes de empezar con el ejercicio fuerte para que tus músculos actúen de la manera correcta. Al terminar la rutina, enfríate con 5 minutos de quietud.

 

-Hacer siempre lo mismo

Tanto tu cerebro como tus músculos se aburrirán si en tu secuencia de cardio haces todos los días lo mismo. «Lo recomendable es pasar por diferentes máquinas (caminadora, bicicleta o elíptica), conservando siempre los mismo tiempos», de lo contrario, llegará el momento en el que ir al gimnasio no representará ningún reto para tu cuerpo. «Para eso también recomendamos diferentes clases como Zumba, Crossfit o Kick boxing».

 

-Hacer uso de poco peso

«Muchos llegan queriendo levantar las pesas más grandes, mientras otros (en especial las mujeres) se acostumbran a las pesas más pequeñas, que no les representa ningún esfuerzo». Al empezar una nueva rutina, la idea es que tus músculos se fatiguen después de 10 o 12 repeticiones, si llegas a la número 20 y aún no sientes nada, aumenta el peso porque no estás haciendo nada.

 

-No estirarte

Hacer estiramientos no sirve para quemar calorías, por eso muchas personas los ignoran, pero es tan importante como un buen ciclo de cardio. Estirarte mantiene la flexibilidad de tus músculos, previene lesiones y mejora tu postura. «Es importante hacerlo antes, durante y después del ejercicio».

 

-No renovar la rutina

Luego de dos meses con la misma rutina, tus músculos ya están acostumbrados al peso, a la serie de ejercicio y dejan de avanzar en su proceso de tonificación, estiramiento o crecimiento. «Lo recomendable es hacer valoraciones cada dos meses, para evaluar el progreso en peso, masa muscular, grasa corporal y cumplimiento de los objetivos».

 


Entre tanto, Miguel Ángel comparte algunos tips para mejorar la alimentación y así incrementar los resultados positivos del ejercicio.

 

-Comida saludable

La mayor parte de la energía se consume en la mañana, cuando los niveles de glucosa en la sangre se encuentran bajos, siendo ahí donde radica la importancia de la primera comida del día, el desayuno.

Los alimentos recomendados son: cereal, pan integral, té, banano, yogurt, leche descremada, jamón, queso y jugos naturales.

Pero si tu hora de estrenar es la tarde o la noche, guarda un ayuno de dos o tres horas entre tu última comida y tu hora de empezar a hacer ejercicio.

 

-Entre comidas

La fatiga es algo de muchos, sentir vacío el estómago no solo te desconcentra sino que puede perjudicar tu salud. Por eso, mantén a la mano barras de cereal, frutas, frutos secos, avena, pan o galletas integrales.



-Comer después de hacer ejercicio

Con el fin de ayudar a los músculos a recuperarse y reemplazar la provisión de glucógeno, es recomendable ingerir una comida que contenga proteínas y carbohidratos dentro de las primeras dos horas después de hacer ejercicio. Yogurt con fruta, Sándwich de jamón, galletas saladas, arroz integral, pollo a la plancha y verduras al vapor son las mejores opciones. 

 

Foto: archivo Cromos.