Redacción Cromos / 9 Feb 2018 - 3:45 p. m.

10 consejos para evitar la sudoración excesiva en tu cuerpo

¿Qué hacer para que no se vuelva una molestia?
10 consejos para evitar la sudoración excesiva en tu cuerpo

Redacción Cromos

Mujer mirándose la áxila
Mujer mirándose la áxila

 

 

Usar ropa adecuada

Las prendas de algodón son las apropiadas para las personas con hiperhidrosis ya que permiten que la piel transpire, lo que no sucede con los tejidos sintéticos. Es importante que no utilices telas como la seda, o transparencias, ya que pueden hacer que tus glándulas sudoriparas se activen de manera más rápida, ocasionándote mayor incomodidad.  

 

 

 

Consume Zinc

Ya sea en gotas o en cápsulas, este mineral te ayudará a eliminar el exceso de sudor de las axilas. El consumo de este producto revitaliza las enzimas del sistema inmunológico responsable de la cicatrización e hidratación de la piel, por lo que el exceso de sudor pasará a un segundo plano, manifestándose en otras áreas del cuerpo.

 

 

 

Hacer ejercicio

Aunque el ejercicio hace sudar, es vital para corregir la sudoración de las manos. La hiperhidrosis manual se da por desregulación del sistema nervioso, así que realizar alguna actividad física regularmente, disminuirá el sudor en las manos. 

 

 

 

Practicar yoga

Créalo o no, los nervios y el estrés son responsables de la sudoración en exceso, así que recurrir a actividades relajantes como el yoga,  ayudan a equilibrar el sistema nervioso y, de paso, a disminuir la hiperhidrosis.

 

 

 

Lavarse las manos

Procura hacerlo más de cinco veces en el día, así evitarás que se obstruyan los poros y que el sudor se acumule. Aunque es un hábito difícil de adquirir, es importante que sepas que tu cuerpo reacciona de manera positiva, haciendo incluso que seas menos propensa a adquirir bacterias y enfermedades. 

 

 

 

Afeitarse

Remover el vello axilar es clave para que haya una mejor circulación de aire, reducir la transpiración y evitar el sudor. De igual manera, ayuda a controlar el mal olor que se produce cuando las bacterias que crecen debajo del vello se alimenten de las bacterias de la transpiración.

 

 

 

Usar leche de magnesia

Aplicar  leche de magnesia o hidróxido de magnesio en axilas, manos y pies después de bañarse ayuda a que la piel transpire. No deja olor, ni sensación húmeda en el cuerpo. 

 

 

 

Consumir salvia

Beber una taza de infusión de esta hierba ayuda a normalizar la actividad de las glándulas sudoríparas, haciendo que se regule de manera progresiva. 

 

 

 

Aprender a escoger el desodorante

A la hora de comprar un desodorante, asegúrate de que sea un anti transpirante y que contenga sales de aluminio, pues taponan el orificio de salida de las glándulas sudoríparas y disminuyen la secreción de sudor.

 

 

 

Controlar los hábitos alimenticios

 Al ser una enfermedad que se localiza en el sistema nervioso, es necesario suprimir el consumo de cafeína, tabaco y chocolate que producen aceleración y aumentan la transpiración.

 

 

Foto: Istock

Recibe alertas desde Google News