Adiós a la monotonía en la cama

La tecnología puede ser una gran aliada en nuestra vida sexual. Con solo bajar un par de aplicaciones podemos conocer el verdadero placer, acabar con el aburrimiento o encender llamas a punto de apagarse.

Adiós a la monotonía en la cama.
“Me parece mucho más segura e interesante una aplicación, como Tinder, que uno exponerse en la calle o en un bar”, Flavia Dos Santos.iStock

En los últimos años, la sociedad ha culpado a la tecnología de distanciar a las personas. Ha llevado a que sea más fácil interactuar con alguien si hay una pantalla de por medio. Disfrutar una cerveza y aprender a leer gestos y miradas, a veces, parecen rituales del pasado. Sin embargo, la sabiduría popular asegura: “Si no puedes con el enemigo, únetele”. Por eso, con la asesoría de Lorena Polanía, psicóloga experta en relaciones de pareja (@lorepolperpsicologia), hemos reunido tres herramientas tecnológicas que prometen mejorar nuestra vida sexual o, al menos, motivarnos a innovar y a evadir la monotonía.

1. Juego de sexo para parejas

Es una aplicación para llevar el juego ‘La verdad o te atreves’ a la cama.  Una divertida opción para empezar la noche e ir subiendo la temperatura poco a poco. En la sección ‘Datos picantes’ –que funciona como una ruleta– se invita a que los integrantes de la pareja se laman los labios, se masajeen la espalda, etcétera.
Hay niveles para que sea cada vez más entretenido, desde el suave hasta el extremo. Disponible para dispositivos android.

2. Sex Posición Guía de Kamasutra

Si quieres innovar en la cama, esta es la aplicación ideal. Por medio de ilustraciones podemos aprender las poses sexuales más creativas. Se dividen en categorías y se pueden señalar las favoritas, para tenerlas siempre a la mano. Con el tiempo la app mide nuestro progreso. Disponible para iPhone.

3. Sex Dados 3D Lite

Consiste en dejar el placer del sexo en manos del azar. Solo hay que agitar los dados y disfrutar el juego o la postura que salgan. Disponible para iPhone, iPod y iPad.

Aunque Polanía recomienda estas aplicaciones, pero hace una aclaración importante: “ninguna aplicación reemplazará la comunicación clara y afectiva en la pareja”.

Agrega que siempre hay que tener claro el objetivo por el cual se usan. “Hay que explorar la intención real por la que se hacen estas cosas y tener claro qué esperamos con estas ayudas. Hablarlo con nuestra pareja será provechoso, ya que nos permitirá definir objetivos, límites, gustos, etc”.

Por su lado, la sexóloga Flavia Dos Santos le explica a Cromos que “lo que antes significaba tener un horizonte limitado hoy se amplía sin que uno tenga que salir de la casa. Las aplicaciones son muy buenas, uno sabe a lo que va y encuentra lo que quiere”.

Apps para encuentros o citas: ¿cuál es su verdadero impacto?

Si hablamos de tecnología, es inevitable mencionar aplicaciones como Tinder o Happn, enfocadas en encuentros personales o citas. Este tipo de aplicaciones tienen tantos seguidores como detractores, quienes se plantean muchos cuestionamientos: ¿sirven solo para buscar sexo?, ¿se podría encontrar el amor por medio de ellas?, ¿verse con un desconocido será peligroso?

Lorena Polanía y Flavia Dos Santos coinciden en que los problemas detrás de estas aplicaciones no dependen de la tecnología, sino de los usuarios.

“Estamos en la era de las pantallas y la tecnología, no podemos ser ajenos a este fenómeno –dice Polanía–. El problema como tal no son las aplicaciones, es el uso que les damos... Algunos buscan sexo; otros, conocer gente; otros buscan una relación, etc. La  falta de claridad con uno mismo y con el otro, sin duda, genera un impacto negativo para quien las usa, especialmente si sus expectativas son demasiado altas. Pierden de vista que finalmente el acercamiento se hace desde un mundo virtual”.

La experta asegura que, a partir de su experiencia en consulta, varias parejas que han consolidado una relación después de conocerse por aplicaciones de este tipo, “en la actualidad tienen grandes problemas de convivencia”.

Flavia Dos Santos asegura que todo puede tener un impacto positivo y negativo. “No depende de quién ofrece el servicio, sino del usuario. Una persona puede hacer un muy buen uso de una aplicación y ser consciente de lo que está haciendo, o puede hacer un mal uso, por ejemplo, si piensa que encontrará al amor de su vida”.

En cuanto a la seguridad, Dos Santos considera que un acercamiento por medio de una app genera más confianza que sentarse solo en algún lugar y entablar una conversación con alguien.

“Me parece mucho más segura e interesante la aplicación, que uno exponerse en la calle... Las apps te dan la opción de hacer un filtro... Culpar a la tecnología por todo es una bobada, es como culpar a la música o a los videojuegos por ciertas patologías de la sociedad”.

893798

2019-12-01T16:30:45-05:00

article

2019-12-01T16:31:54-05:00

nroldan_250929

cromos

L.M.

Estilo de Vida

Adiós a la monotonía en la cama

33

4780

4813

Temas relacionados