Revista Cromos

Amor y amistad: ¿el cortejo está en crisis en tiempos del movimiento #MeToo?

En años en los que el movimiento feminista está empoderando a las mujeres, nos preguntamos sobre esa delgada línea que separa la seducción de las aguas turbias del acoso. Opinan Mábel Lara, Daniel Samper, Yolanda Ruiz y otras voces.

Pixabay

Salud Hernández Mora, periodista.

“Creo que nada es igual ahora porque la juventud es diferente. No regalan flores sino datos, no van a un bar o una discoteca de cacería sino a las redes sociales. ¿Cómo resultan atractivos en esas redes? Ni idea. Ese tren, por fortuna, me dejó”.

 

Daniel Samper Pizano, periodista y escritor.

“El cortejo está en crisis. Y con aquello de que solo vale el sí claro y expreso, conviene llevar una libreta proforma para que así conste por escrito, con firma y número de cédula. El cortejo es, o era, lo mejor del amor. Mucho más emocionante que el acto final y, sobre todo, menos húmedo. Las cosas han cambiado. Yo ya no me atrevo a pedírselo ni a mi mujer. Ya, respecto a este tema, está prohibido hasta el humor”.

 

Yolanda Ruiz, directora del programa radia RCN Noticias.

“Creo que, por fortuna, todas las relaciones se están replanteando para que respondan a nuevas maneras de vernos entre hombres y mujeres. Eso incluye las relaciones afectivas. Faltará tiempo hasta que sea realidad en todos los casos, pero sí hay una nueva forma de ver a la pareja y en ella la mujer no es ninguna princesa que necesita ser rescatada ni un territorio para ser conquistado. Cuando las relaciones se plantean entre iguales son más gratificantes para los dos. Que no se asusten los hombres porque esta nueva realidad nos hace bien a todos. Ni la conquista ni la seducción se pierden, lo que debemos erradicar es el acoso o la agresión disfrazada y el abuso de posiciones de poder para entablar relaciones”.

 

Catalina Ruiz Navarro, periodista y columnista de El Espectador.

“Las chicas ya no se aguantan el acoso, lo que nos obliga a todas y a todos a explorar nuevas maneras que sean consentidas y respetuosas de acercarse. Las mujeres jóvenes urbanas y latinoamericanas tienen ganas de sumarse al movimiento feminista, sin instrumentalizarlo, para que haya cambios reales en las relaciones”.

 

Gustavo Gómez Córdoba, director del programa radial 6 Am hoy por hoy.

 

“Prefiero evitar eso de “tiempos de feminismo” y pensar en épocas de respeto y equilibrio. Detesto las etiquetas, que suelen generar distorsiones ofensivas, como la de una amiga que mucho quiero, a la que le gusta decirle misógino a todo hombre que incurre en una conducta injusta frente a una mujer. Lo otro: nadie se está replanteando nada, porque la única conquista es la de los tiempos de Belalcázar y Pizarro. Para decirlo en términos de conquistadores: todo acto ‘Cortés’ será tenido como ofensa o discriminación. La galantería entró al pabellón del pecado. O al panteón".

 

Mábel Lara, periodista de Noticias Uno.

"El cortejo se está replanteando, especialmente porque las mujeres ahora tienen o les interesa llevar la delantera de las relaciones, en una mirada más participativa o incluyente. Si bien no hay que generalizar, es importante reconocer que algunas mujeres ahora también se declaran abiertamente y no esperan a que los hombres den el primer paso".

Mariángela Urbina, periodista del canal de YouTube Las Igualadas.

"El cortejo no está en crisis, está en su mejor momento. El levante hoy es más sexi, divertido, consentido y encantador. Las mujeres ya no somos receptoras del cortejo, queremos levantar y lo hacemos sin miedo a tomar la iniciativa. Cada vez somos más conscientes para filtrar lo que no nos gusta".

 Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático

"Ha habido un avance frente al espacio de las mujeres, ya podemos decir “no” categóricamente, como siempre debió ser. Es necesario respetar nuestro espacio, no debe haber insinuaciones, sobre todo cuando hay jerarquías laborales que marquen una relación de poder".

 

Julián Román, actor de cine y televisión

"Lo que realmente está en crisis son las relaciones de pareja como las hemos conocido. Nos mintieron cuando nos dijeron que la vida es tener una pareja, hijos, casa, carro. Ese tipo de modelos idealizados ya está replanteado, incluso más que la manera como cortejamos".

 

Nicolás Samper, periodista.

“Las aproximaciones de ese tipo deben ser respetuosas más allá del feminismo. El cortejo va más allá de un movimiento. Es cuestión de respeto y el respeto está más allá de cualquier ideología. No creo que ‘pedir el cuadre’ con respeto –es un poco antiguo lo de pedir el cuadre, pero eso fue lo que me tocó a mí– dé para escándalo. Si le decían a uno que no, uno se iba con el corazón arrugado y no insistía. Ya te habían hecho saber que tú no eras del interés de la mujer. Y eso es respetar”.

 

Dago García, director y guionista de cine y televisión

“Evidentemente el nuevo estatus de la mujer y el nuevo contexto, en el que cosas que antes se veían naturales pueden ser consideradas agresiones, han cambiado radicalmente los ritos de seducción. Siento que estamos en un periodo de transición en el que los límites no son claros, en el que las zonas grises abundan y en el que una especie de paranoia difusa hace que los hombres se sientan inseguros cuando se trata de abordar a una mujer con intenciones románticas. Habrá que esperar a que el tiempo haga su trabajo, depure la situación y dibuje la nueva gramática de la seducción. ¿Cómo será? Ni idea”.

882251

2019-09-21T10:10:47-05:00

article

2019-09-21T10:10:47-05:00

ctorres_250930

cromos

Carlos Torres /Cromos

Estilo de Vida

Amor y amistad: ¿el cortejo está en crisis en tiempos del movimiento #MeToo?

78

6448

6526