Ángela Gámez, representante de la danza contemporánea de Boyacá para el mundo

Esta es la historia de cómo unas alpargatas boyacenses terminaron bailando en escenarios europeos de zapatillas de lino y satín.
Angela Gámez

 

 

Por: Catalina Fernández

 

Con amor, disciplina y constancia ella logró que la compañía Remembranzas Danza, chinavitense, se presentara en el Festival Internacional de Folclore de Bonheiden en Bélgica y el Festival Folclórico Internacional de Rouergue en Francia dejando en alto el nombre de Colombia.

 

 

A sus 31 años Angela Gámez es una mujer luchadora que ha pasado la mayor parte de su vida bailando. La danza y ella se conocen por primera vez cuando tenía 5 años, desde entonces decidió seguir sus pasos a ritmo de torbellino, tango y tendencias contemporáneas de la danza. 

 

 

El cielo es el limite cuando una idea nace y se lleva con pasión. Sencillamente las fronteras desaparecen y en el imaginario de un mundo sin ellas, personas e instituciones pueden llevar al corazón del mundo los frutos de su tierra.  En 1991 un grupo de familias de boyancenses en un pequeño pueblo llamado Chinavita, tuvieron la iniciativa de crear un grupo de danza llamado “Rembembranzas”, un nombre pensando para dejar un legado. 

 

 

REMEMBRANZA DANZA 2

 

 

Apasionada por la danza y la cultura, estudió para dejar un legado del arte danzario en su pueblo natal, Chinavita, Boyacá. Un pequeño pueblo situado en el corazón del Valle de Tenza, rodeado de diversos y coloridos paisajes con gente acogedora.  

 

 

 

El grupo nació con una primera generación de niños y jóvenes en 1991, que se hicieron a bailes como el torbellino y el bambuco, pero no fue sino hasta 10 años después  que Angela vio la oportunidad de salir de esa pequeña villa, superar la frontera e ir a estudiar danza profesionalmente, a Bogotá y Argentina, encontrándose con la danza contemporánea y otras visiones de la danza, lo que la motiva a buscar otras formas de enseñar y crear poniendo en diálogo los lenguajes tradicionales y contemporáneos de la danza.

 

 

 

Con su sonrisa, su técnica de baile y su carisma ha trabajado la danza desde el año 2015 en la casa de la cultura “Mamapacha”.  En la escuela, Angela ha implementado parte de su investigación sobre metodologías de enseñanza de la danza tradicional colombiana a partir de la danza contemporánea. Ella y sus estudiantes representan a Chinavita en diferentes actividades culturales a nivel regional, y simultáneamente trabaja de manera independiente con su compañía “Remembranzas Danza” chinavitense.

 

 

Angela fue invitada a participar en El Festival Folclórico Internacional de Rouergue (FFIR) en Francia debido a su gran trayectoria artística y decidió hacer una convocatoria a todos y todas quienes en algún momento entre 1991 y 2017 hubiesen hecho parte del grupo original “Remembranzas”, para dejar en alto el nombre de su tierra natal. Ya con todo organizado para el viaje fueron invitados también, para presentarse en el festival de folclore Bonheidans en Bélgica en 2017.  Este grupo de boyacenses liderados por ella, su maestra, esperan llegar este año a México.

 

 

Ahora se encuentra retomando las clases para todos los habitantes de Chinavita que quieran disfrutar la danza por unas horas, para simplemente: ser felices.

 

 

Fotos: Cortesía 'Remenbranzas danza'

Temas relacionados