La menopausia no es el fin de la vida sexual

Esta es la oportunidad para vivir la sexualidad con plenitud, en libertad.
La menopausia no es el fin de la vida sexual

La disminución de estrógenos termina en la culminación de la etapa reproductiva de la mujer. Este proceso se conoce como menopausia o climaterio. Los cambios van desde desequilibrios de temperatura corporal hasta cambios emocionales. Sin embargo, hoy en día, a través de una asesoría médica, se puede reemplazar las hormonas con el fin de contrarrestar sus efectos. 

 “Contrario a lo que se piensa, la menopausia es la oportunidad para que las mujeres se replanteen muchas cosas”, dice Juan Eugenio Correa, médico especialista en salud reproductiva. “En esta etapa las mujeres pueden apostar por una vida emocional y sexualmente estable”.  Aunque no es un misterio que durante el climaterio disminuye la libido, hay tratamientos para estimularlo.

“Entre los 50 y 60 años, como la mayoría de las mujeres llevan más de un año sin ciclos menstruales, los intercambios sexuales van dirigidos a la obtención de placer”, afirma Correa. “Ya no hay excusas para trabajar en pro de una actividad sexual activa”.  Una correcta terapia hormonal posibilita un estilo de vida saludable. La cuestión es actuar lo más pronto posible para tener una vida sexual plena.

Si nunca has llevado una dieta o un control nutricional, es un buen momento para implementar una alimentación balanceada. Es la oportunidad para llevar una rutina de ejercicios divertidos que te ayuden a controlar tu peso corporal.  Si eras de las que no tardaba en el arreglo personal, es un buen momento para iniciar una rutina un poco más pausada y larga para maquillarte y escoger tu ropa. Para seguir disfrutando de tu sexualidad es importante descubrir nuevas formas de intercambio y creatividad con tu pareja. 

Consulta a tu médico acerca del uso de lubricantes que puedan ayudarte a humectar correctamente antes de la relación sexual. 

 

 

 

últimas noticias

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos