¡Ojo!, el orgasmo nos hace más inteligentes

Hoy es el día del orgasmo femenino y qué mejor celebración que conocer y aprovechar los beneficios que trae alcanzar el éxtasis sexual. 
¡Ojo!, el orgasmo nos hace más inteligentes

Por años se dijo que resolver sudokus, crucigramas y otros ejercicios mentales era muy efectivo para aumentar la actividad cerebral, sin embargo existe una mejor opción: tener sexo. 

 

De acuerdo a un estudio realizado por dos investigadores de Nueva Yersey, el hacer ejercicios mentales aumenta la actividad cerebral pero sólo en determinadas regiones del cerebro. En cambio, un orgasmo, lo hace en todo el cerebro. Esto se debe porque al llegar al clímax sexual un flujo de sangre riega el cerebro, aumentando tanto los nutrientes como el oxígeno.

Esta invasión de nutrientes y oxígeno es mucho más intensa durante el orgasmo que en los momentos de concentración. Uno de los científicos detrás de la investigación es el profesor Barry Komisaruk, que desde 1982 se dedica al estudio del placer enfocado a la mujer y que actualmente investiga si el clima sexual puede evitar el envejecimiento.

Al inicio comenzó a realizar experimentos con ratas concluyendo que el clímax sexual es capaz de inhibir las sensaciones negativas. Más tarde se animó a trabajar con humanos. Entre sus hallazgos descubrió que la intensidad de un orgasmo es capaz de bloquear el dolor, por lo que su estudio podría ser aplicado en momentos como el parto.

“La gente me decía que tenía unas manos mágicas porque podía inducir en ratas una respuesta sexual que otros colegas no pudieron, pero llegó un momento en que tenía que verbalizar mis investigaciones, compartirlas con mujeres que intercambiaran información de lo que sentían conmigo”, explicó Barry. 

Muchos de sus colegas investigadores se quejaron y lo acusaron de viejo verde, por lo que lo echaron. Aun así Komisaruk siguió sus investigaciones y trabajó con mujeres que tenían paralizadas las piernas, y a las que sus médicos les habían dicho que no podrían tener ninguna sensación sexual. Tras analizar sus casos, descubrió un nervio en el exterior de la medula espinal por la que se trasladaba el orgasmo al cerebro. Así estas mujeres lograron alcanzar el clímax.

Sus años de esfuerzo finalmente alcanzaron relevancia cuando Komisaruk contactó a la sexóloga Beverly Whipple, con la que empezó a trabajar sobre el placer sexual. Actualmente estudian si el orgasmo puede ayudar a retrasar el envejecimiento. Lo cierto es que estos estudios sobre el clímax sexual están demostrando que tener relaciones sexuales con regularidad es bueno para el cerebro y la salud.

Así que olvídense de los crucigramas y disfruten del sexo, el cerebro se los agradecerá. 

 

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?