Publicidad
Redacción Cromos / 4 Jun 2020 - 10:17 p. m.

La importancia de la Vitamina D en nuestro organismo

Esta hormona es esencial para el mantenimiento de la salud de nuestros huesos porque nos ayuda a absorber adecuadamente el calcio y otros nutrientes. Debido a esa importancia, es necesario conocer algunas características de ella para la modulación de la respuesta de nuestro sistema inmune.
Mujer toma el sol de la mañana en un parque, Vitamina D
Foto: Pixabay
Mujer toma el sol de la mañana en un parque, Vitamina D
Mujer toma el sol de la mañana en un parque, Vitamina D
Foto: Pixabay

La dermatóloga Diana Barrera cuenta por qué es importante que en estos días de confinamiento se consuman alimentos con vitamina D, en primera medida, porque su deficiencia puede llevar a pérdidas de la densidad de los huesos. Por eso, las personas pueden sufrir de osteoporosis y a un mayor riesgo de fractura. “Otro punto fundamental por el cual necesitamos Vitamina D es para mantener sano nuestro sistema inmune. Algunos estudios muestran que niveles adecuados reducen el riesgo de infección y complicaciones por virus, como la influenza”. En la actualidad, hay varios estudios científicos que demuestran que niveles adecuados de Vitamina D en nuestro cuerpo pueden reducir el riesgo de complicaciones por COVID-19 e Influenza.

Una de las principales fuentes para favorecer la síntesis de esta vitamina de manera natural es la exposición solar, pero esta debe ser controlada para no incrementar el riesgo de cáncer de piel. La especialista recomienda exposiciones cortas de 10 a 15 minutos al día de por lo menos el 25% de nuestra superficie corporal (brazos, piernas, cuello y manos) entre las 8 a 10 de la mañana o después de las 4 de la tarde que, son los horarios más seguros de exposición.

Puedes leer: ¿Por qué no puede faltar el Complejo B en tu organismo?

“El sol no es suficiente, ya que falsamente podríamos creer que por el hecho de exponernos más, vamos a favorecer mayor síntesis de vitamina D y no es así. Está comprobado que este proceso está limitado a no más del 15% en la piel y que incluso exponernos más favorece en muchas ocasiones la producción de productos sin actividad biológica para nuestro cuerpo y mayor riesgo en el tiempo de desarrollar cáncer de piel”, comentó la dermatóloga.

Existen algunos alimentos que tienen un contenido aceptable de Vitamina D, como el pescado - salmón y atún entre otros- ya que su carne es rica en grasas saludables y en Omega 3. Otros pueden incluir la yema del huevo y en algunos otros los quesos maduros. Pero como muchas otras hormonas, vitaminas y minerales necesarios para nuestro cuerpo, requerimos suplementos orales para tener una fuente más efectiva de donde adquirirlas, siempre guiados de las recomendaciones de los especialistas.

Por otro lado, esta vitamina se ve disminuida por la edad, así que es fundamental, con la ayuda de un especialista, hacer chequeos para determinar si se opta por los suplementos. Según Barrera, hay otro grupo de personas que padecen sobrepeso y diabetes que tienen reducida la capacidad de sintetizar adecuadamente la vitamina D. “No olvidar las mujeres embarazadas, en lactancia, niños y personas con enfermedades autoinmunes o cáncer, quienes pueden tener un déficit de este tipo de vitamina”.

Hay que recordar que la ingesta de suplementos debe ser guiada y recomendada por el especialista. Hay que tener precaución en pacientes con enfermedad renal crónica en diálisis y aquellos en tratamiento con cierto tipo de anticoagulantes. “Ante cualquier duda e inquietud, recuerda guiarte siempre por las recomendaciones del especialista y no automedicarte”, dijo Barrera.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.