Paro nacional: históricas marchas en Colombia y el mundo

hace 3 horas

Cámaras de bronceo: los riesgos para la piel

El bronceado artificial promete un cuerpo color canela durante todo el año sin necesidad de exponernos durante horas al sol. Pero, ¿qué tanto sabes sobre sus efectos en la piel?

El tipo de radiación ultravioleta emitida por la mayoría de las camas de bronceado se llama UVA. Foto: cortesía Mayo Clinic.

Pregunta:

Mi hija y sus amigas están pensando ir a las camas de bronceado antes de su baile de graduación. Yo le sugerí que, en su lugar, comprara un atomizador; pero no creo haberla convencido. ¿Existe algún tipo de cama de bronceado que no sea peligrosa ni cause daños en la piel?

Respuesta:

Por Dra. Dawn Davis, Dermatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Debido a que las camas de bronceado han existido desde hace muchos años, algunos creen que usarlas para broncearse es menos peligroso que exponerse a la luz solar, pero eso no es verdad. La exposición a la luz ultravioleta (UV) ocasiona daños en la piel, sea por medio de una cama de bronceado o de la luz solar natural.

No existe ningún tipo de cama de bronceado que no sea peligroso ni que tampoco cause daños en la piel, así que lo mejor es elegir otro tipo de métodos como el atomizador.

El tipo de radiación ultravioleta emitida por la mayoría de las camas de bronceado se llama UVA y no solo envejece prematuramente la piel, sino que le produce más arrugas y manchas de la edad. La exposición a la UVA también aumenta el riesgo de cáncer de piel, incluido el melanoma que es el más mortal.

Debido a los peligros para la salud, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ahora exige que todas las camas de bronceado muestren una etiqueta de advertencia para indicar que ningún menor de 18 años debería usarlas. Varios estados han aprobado leyes para prohibir a niños y adolescentes el uso de las camas de bronceado, e incluso, muchos dermatólogos aseguran que debería prohibirse su uso para niños y adultos, por igual.

Otra creencia común acerca de las camas de bronceado es que al usarlas antes de unas vacaciones para lograr el llamado “bronceado de base” protege la piel contra las quemaduras de sol. Pero, nuevamente, esto no tiene ningún fundamento. Usar una cama de bronceado antes de pasar bastante tiempo al sol solamente significa exponerse más a la radiación ultravioleta. La mejor manera de evitar las quemaduras de sol durante esas vacaciones soleadas es aplicarse un protector solar de amplio espectro, con factor de protección solar (FPS) de por lo menos 30, y volver a aplicarlo con frecuencia.

La verdad es que es imposible broncearse sin peligro la piel, sea en una cama de bronceado o exponiéndose al sol. El bronceado artificial que se obtiene a través de un atomizador o una loción es una alternativa mucho mejor. El ingrediente activo de los atomizadores para bronceado y de otros productos de bronceado artificial, como lociones y cremas, es el aditivo colorante dihidroxiacetona que, al aplicarlo en la piel, reacciona con las células muertas de la capa superficial y oscurece la piel de forma similar a un bronceado. Aunque el color normalmente se aclara después de pocos días, te evitarás daños en la piel más adelante.

Es importante tener presente que la mayoría de los productos de bronceado artificial no contienen protector solar y el color que da un producto de bronceado artificial no protege la piel contra los rayos ultravioletas, por lo tanto, si los usas para estar expuesta, necesita aplicarte un protector solar de amplio espectro para mantener la piel a salvo de los rayos ultravioletas.

 

865682

2019-06-13T07:26:33-05:00

article

2019-06-13T07:31:25-05:00

mfranco_250925

cromos

Revista Cromos

Estilo de Vida

Cámaras de bronceo: los riesgos para la piel

45

3702

3747