Chiquinquirá Blandón: “El amor no es una fuerza extraña e incomprensible”

Esta psicóloga paisa creó, hace 23 años, la Clínica del Amor, en Medellín. A ella asisten pacientes en busca de una cura para los males del corazón, pero Blandón los trata centrándose en la cabeza. Después de tantos años de investigación, ella tiene muy claro que todas las respuestas y las salidas están detrás de nuestra propia salud mental y emocional.

Chiquinquirá Blandón, directora de la Clínica del Amor, en Medellín.Fotos: César K-rrillo

Se encontró con la infidelidad frente a frente y por eso escribió, hace 24 años, Manual para desenamorarse. Era un mecanismo que le había servido para superar momentos dolorosos: retratar lo que sentía. Ese proceso de liberación a través de la escritura, ligado a sus conocimientos de psicología, dieron origen a un libro de  autoayuda y autocuración.
Lo escribió para ella, así que fue una sorpresa el éxito que tuvo. Al publicarse, desató reacciones en muchas personas que querían saber más sobre el tema. Medios colombianos y extranjeros empezaron a entrevistarla y a hacer visibles sus conocimientos. Todos la llamaban en busca de respuestas para temas tan íntimos como recurrentes. La mayoría quería saber si en realidad era posible desenamorarse de una expareja, puesto que, para muchos, lograrlo había sido imposible, a pesar del paso del tiempo. 

Blandón le había dado importancia a un tema que, por lo general, no tenía mucha relevancia para la ciencia ni para la academia. Abrió una puerta para enseñar que el amor y el desamor no solo habitan el mundo de los sentimientos, sino que dependen, en gran medida, del cerebro, de la salud de la cabeza. Es el bienestar psicológico y emocional el que que les permite a las personas emplear sus habilidades mentales, sociales, sentimentales y conductuales para desempeñarse con éxito en las interacciones cotidianas. 

Ante la cantidad de respuestas a su libro, decidió investigar sobre el tema más a fondo y creó la Clínica del Amor, en Medellín. Así siguió con el propósito que la había llevado a estudiar Psicología: contribuir a la salud mental de la gente. Pasó de tratar a algunas personas en su consultorio privado a recibir 160 pacientes al mes, que la buscan a diario para reparar heridas o solucionar conflictos relacionados con el amor. 

Quienes están emocionalmente sanos pueden manejar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, a pesar de la intensidad de su sufrimiento. Por eso, desde la clínica, Blandón rompe con el mito de que el enamoramiento hace que perdamos el control.

¿Qué es el amor? 
Para la antropóloga Helen Fisher, "el amor romántico es impulso fisiológico más que emoción”. Según su teoría, existen tres sistemas cerebrales relacionados con el amor que interactúan entre sí: el impulso sexual, el amor romántico y el cariño o apego tras una larga relación. Para mí, estos impulsos fisiológicos, que compartimos con los primates, son los componentes biológicos del amor.

¿Cómo actúa el amor en el cerebro?
Desde 1983, el psiquiatra Mickael Liebowitz argumentó que el amor apasionado trae un sentimiento de felicidad comparable a los efectos de la anfetamina. Él dice que los adictos al amor y los adictos a las drogas tienen muchas cosas en común: la necesidad del romance es la misma que un drogadicto tiene de sentir los efectos de la droga. Por otro lado, Helen Fisher encontró, en los cerebros de las personas enamoradas, actividad en el área donde se fabrica la dopamina, un estimulante natural. También vio una activación en el núcleo accumbes, que interviene en todas las conductas adictivas, ya sean drogas, apuestas, comida o cleptomanía. El amor calma el dolor y alivia, gracias a la dopamina, según la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

¿Qué tanto depende nuestra idea del amor del apego?
El apego, junto con la sexualidad y la decisión de darle un sentido a una relación forman el amor. Ahora bien, el apego es un componente esencial en nuestras relaciones amorosas: si tuvimos un apego (seguro o no) en nuestra infancia, va a determinar nuestra idea sobre el amor. Puede existir un apego inseguro-preocupado: que el otro esté siempre ahí para mí, piense solo en mí y me quiera solo a mí. También se da un apego inseguro-evitativo: que el otro no me demande tanto, ni me exija tanto, que me dé libertad. Y está el apego inseguro-desorganizado: que el otro me demuestre que puedo confiar en él y haga lo que yo le pido, como se lo pido.

_TVN9894

¿Existe el amor a primera vista?
El enamoramiento generalmente es a primera vista, nuestro cerebro asocia a esa persona con recuerdos positivas de figuras de apego de la infancia, por lo tanto, es inconsciente e involuntario. El amor es consciente y voluntario, porque se va construyendo a través de ese vínculo seguro con el otro.

¿Por qué en las relaciones felices también hay infidelidad?
Hay solo un pequeño porcentaje de infieles que lo son por tener dificultades en la relación. Mientras que hay otro gran porcentaje de personas que son infieles por muchas causas, a pesar de ser felices en la relación. Hay casos en los que se da la infidelidad por volver a experimentar la pasión que conlleva la fase de enamoramiento. También ocurre por desapego emocional, lo cual hace que, si se sienten atraídos por otra persona, no les importe si hieren o no a su pareja.  Otros solo necesitan afirmar su autoestima.

¿Cómo podría lidiar alguien con una pareja que es celópata?
La celopatía es un trastorno mental que requiere intervención psicológica y psiquiátrica, pues suele ser la causa de la violencia doméstica y puede llevar al suicidio o al homicidio. Así que la mejor decisión es buscar ayuda profesional, en vez de lidiar solo con esa persona. Generalmente, el celópata espera a que su pareja se acomode a sus demandas de control y eso debe ser tratado. 

¿Es posible morir de amor?
Cada vez menos, pero si hay personas que a causa de los conflictos crónicos con relaciones tóxicas se deprimen y desarrollan enfermedades psicosomáticas que las pueden llevar a la muerte. Otras, ante la ruptura, experimentan deseos de morir y pueden atentar contra su vida. Algunas, por estar con personas controladoras, celosas y agresivas, exponen su vida ante los ataques de furia o de celos.

¿Qué se necesita para salir de un duelo amoroso?
Lo primero es aceptar que se terminó la relación, porque si se conserva la esperanza de volver con él o ella, el duelo no se puede dar. Después de eso es importante hacer las tareas del duelo: Permitirse sentir la tristeza, también la rabia, reemplazar lo perdido y resignificar la pérdida.  

¿Es cierto que el tiempo lo cura todo?
El tiempo no borra aquellas experiencias que fueron traumáticas. Es necesario que los malos momentos se vivan cuando ocurren, tomando conciencia de lo que está sucediendo, permitiéndole a la persona sentir. Si la situación desborda su capacidad de regulación emocional, buscar la ayuda necesaria a fin de que ese mal momento se convierta en un aprendizaje, que permita recuperar la salud y el bienestar.  

¿Qué lugar ocupa la inteligencia emocional en las relaciones? 
Conocerse a sí mismo, entender los estados de ánimo y a qué se deben, así como las consecuencias que esos estados pueden tener en otras personas; ayuda a pedir lo que realmente se necesita y a autorregularse. Es decir, permite pensar antes de actuar, controlar los impulsos, las emociones y el estado de ánimo. Si eso sucede, se puede aprender a conocer al otro y lograr tener una relación sana.

¿Cuál es el secreto para tener una relación exitosa y duradera?
Aceptar que no somos perfectos y que vamos a tener momentos de desencuentro, decepción, de perder el equilibrio y adoptar posturas de control ansioso, bloqueo o evitación. Pero lo más importante es que en esos momentos debemos elegir entre dos conductas: echarle la culpa a la pareja por lo que estamos sintiendo o hacernos responsables de nuestros sentimientos, auto-rregularnos y luego socializar, abrir el corazón al perdón y a la reconexión con nuestra pareja.

¿Cuál es la filosofía de la clínica? 
Ama, ámate y déjate amar. Ama, porque es permitir que puedas dar, compartir, servir, apoyar, honrar, gozar y vivir con alegría y plenitud tu relación de pareja. Ámate, para que puedas colocar los límites que sean necesarios para tu bienestar y salud, y déjate amar, porque es tan importante dar como recibir.

_TVN9851

¿Con qué método trabajan?
Hemos integrado en nuestro trabajo el modelo terapéutico EMDR (De- sensibilización y Reprocesamiento por medio de Movimientos Oculares), una técnica psicológica terapéutica utilizada para atenuar los efectos negativos de los eventos traumáticos, puesto que algunos conflictos de la relación se pueden corregir solo mediante la educación, pero muchos pacientes necesitan un profundo reajuste psíquico para romper los patrones de toda una vida de respuestas emocionales y cognitivas disfuncionales. Como dice Francine Shapiro: “La relación problemática no es más que otro síntoma de un mundo interior herido”. Buscamos, inicialmente, estabilizar y dar herramientas para la autorregulación y la corregulación emocional, así como para poder estar solo y en pareja, procesando lo que se debe para mantener los resultados en el tiempo.

¿Podría decir que hay dolencias o problemas más frecuentes qué otros? 
Los casos más frecuentes son infidelidad, celos, ruptura amorosa, dependencia emocional y crisis de relación de todo tipo. Situaciones actuales que tienen que ver con las políticas de globalización, la tecnología y el cambio de muchos paradigmas acerca de lo que debería o no hacerse para realizarse como persona o pareja de alguien. Cada vez hay más conciencia de la prevención y están llegando muchas parejas o personas que notan que se encuentran atrapados en círculos viciosos y necesitan ayuda.

¿Es posible recuperar la confianza luego de una infidelidad? 
Sí, teniendo en cuenta lo siguiente:

1. La relación con la tercera persona debe terminarse definitivamente.

2. Que la persona herida trabaje la situación como un trauma. Por ejemplo, tener en cuenta esos disparadores de la desconfianza en el presente: ver a su pareja con el celular, las llegadas tarde, la información no suministrada, etc. De esta forma, se hacen patrones para saber cómo manejar estas situaciones.

3. Que se trabaje con la persona infiel: desenamorarlo, si está enamorado. Que se reconozcan los disparadores de la infidelidad y se haga un patrón para evitar conductas que ponen en riesgo su decisión de permanecer fiel.

4. Que ambos puedan encontrar un sentido para continuar con la relación y reconectarlos nuevamente a nivel sexual, emocional y espiritual. 

813107

2018-09-19T11:36:15-05:00

article

2018-09-19T11:36:15-05:00

[email protected]

cromos

Gabriela Castro Rico

Estilo de Vida

Chiquinquirá Blandón: “El amor no es una fuerza extraña e incomprensible”

80

11667

11747