5 promesas que siempre se incumplen después de año nuevo, ¿cuál es la tuya?

Si quieres resultados distintos, empieza a cambiar la forma como actúas y piensas. ¡Que el 2018 sea el año de tu vida!

 

Con el año nuevo llegan las ganas de ser mejores, de ponernos retos, cumplir expectativas y darnos oportunidades en diferentes aspectos de nuestras vidas, sin embargo, conforme avanzan los meses, algunas promesas se quedan justamente ahí, en promesas que se olvidan y no se llevan a cabo. ¿Te sientes identificada?

 

 

¿Cuáles son las más frecuentes?

 

 

“Voy a dejar de fumar”

Una de las promesas más escuchadas en cualquier evento social o familiar. Fumar, es uno de los vicios más difíciles de dejar, está asociado con la ansiedad, y con las ganas de liberar todos los agentes que producen estrés, dejarlo parece una tarea titánica, por lo que puede prolongarse la intención de cumplir el reto en año nuevo.

 

 

¡Este año comienzo a hacer ejercicio!

No te engañes, estás sugestionada por todo lo que comiste en las festividades, tú más que nadie, sabes que ese primer mes de gimnasio que pagaste, se quedará en un lindo recuerdo del día que pensaste que serías una gran atleta, tu rutina diaria a veces no permite tu cometido.

 

 

“No voy a utilizar tanto mi tarjeta de crédito”

Esta frase resulta un engaño para ti misma, y más si te gusta mucho ir de comprar o estar siempre a la vanguardia de la moda. Puede resultar efectivos los primeros meses del año, pero al cabo de salir de los gastos navideños, y de pagar deudas, nuevamente utilizas esta herramienta, una de las más queridas por todo el mundo, que en términos generales es una gran “enemiga”.

 

 

“Prometo verme más seguido con mis amigas”

Aunque sabemos que es una de las cosas más importantes para ti, para mantener sólido el lazo de la amistad, esto es casi imposible. Cuando ya estás nuevamente en la vida real, aterrizada, te das cuenta que las prioridades de todas, son el mayor impedimento para reunirse, siempre va a faltar alguna, por un motivo distinto, así que te sugerimos que escribas y llames más, esta promesa es casi imposible de cumplir.

 

 

¡No más dietas!

¡Mentira! Vienes de un mes con un régimen alimenticio complicado, buñuelos, natilla, pasteles y más, son tus acompañantes diarios para que amenizar fiestas y celebraciones. “Luego del gusto viene el disgusto” dice el viejo refrán, matarte del hambre o disminuir porciones de manera tajante para que te entre el jean que te quedaba en marzo, es lo peor que puedes hacerle a tu cuerpo, empieza poco a poco, no te excedas.

 

Foto: Istock

Temas relacionados

 

últimas noticias